El alcalde de Cartaya ocultó durante cinco años las supuestas grabaciones a la Fiscalía y al Juzgado

jue
25
Jun

Barroso tiene que explicar por qué ha denunciado ahora que hay una moción de censura y no hace cinco años. Manuel Andrés González y el PP mienten de forma descarada y a conciencia

El Partido Popular y el actual alcalde de Cartaya, Manuel Barroso, tienen que dar muchas explicaciones a la ciudadanía de Cartaya, porque, por alguna razón que desconocemos, han ocultado durante cinco años unos supuestos hechos, que según él, ocurrieron. ¿Qué están escondiendo? Es la pregunta que ha lanzado el vicesecretario general de la Ejecutiva local del PSOE, Alejandro Chamorro, quien ha asegurado que el PP miente de forma descarada y a conciencia cuando dice que los contactos de nuestro portavoz socialista, Alexis Landero, con Manuel Barroso han sido continuados en el tiempo.

 

Alejandro Chamorro ha pedido a Manuel Barroso que no se esconda, porque tiene que explicar los motivos y su papel en todo esto. En 2015, ya habló en reiteradas ocasiones sobre esta supuesta grabación amenazando que la llevaría al Juzgado. Sin embargo, la denuncia nunca se presentó. Si pensaba que se había cometido un presunto delito su obligación era acudir a los tribunales inmediatamente, como así le solicitó Alexis Landero en reiterados plenos, incluido el PSOE a través de un burofax, ¿por qué no lo hizo?.

 

Otra de las grandes incógnitas es que si el 31 de julio de 2015 se aprobó en el pleno municipal de Cartaya un acuerdo para crear una comisión de investigación donde se pudiera analizar y escuchar la grabación de forma íntegra, ¿por qué esa comisión nunca se llevó a cabo a pesar de que PP e ICAR tenía mayoría absoluta en el ayuntamiento y, por lo tanto, estaría controlada en su funcionamiento y en el de sus conclusiones por su equipo de gobierno?, ¿por qué no se reunió esta comisión para su constitución el 7 de octubre de 2015 tal y como estaba aprobado por el pleno?

 

Según Chamorro, de todo ello se despeja que el actual alcalde tiene algo que esconder. Por ello, ha apuntado que “Manuel Andrés González y el PP mienten de forma descarada y a conciencia, intentando hacer ver que los hechos son continuados pero no actuaron en su momento y solo lo hace cuando la mayoría absoluta del pleno le presenta una moción de censura.

 

Las preguntas a las que tiene que responder el PP son: ¿Por qué Manuel Barroso no ha ido a la Fiscalía y al Juzgado durante todo este tiempo?, ¿Tiene algo que ocultar?, ¿Hay algo en las grabaciones que le perjudica? ¿Por qué la comisión de investigación que aprobó el Ayuntamiento de Cartaya el 31 de junio de 2015 para analizar la grabación no llegó a celebrarse nunca?, ¿Qué escucharon en la grabación para que el día 7 de octubre la comisión de investigación no se constituyera?, ¿Qué solicitó Manuel Barroso en aquél encuentro que no aparece en las grabaciones? Y la otra gran pregunta que el PP debe responder es si se ha entregado en el Juzgado la grabación original completa o una copia con cortes, manipuladas, eliminando aquellos momentos que les puedan perjudicar.

 

A todo esto se suma que en los últimos 9 años desde las formaciones políticas que han sustentado el gobierno en el Ayuntamiento de Cartaya, tanto Manuel Barroso, PP, como Juan Polo, ICAR, han promovido e interpuesto 5 denuncias, y muchas más acusaciones que ni se han atrevido a llevar a los tribunales, en distintas instancias judiciales, las cuales han sido todas archivadas, poniendo de manifiesto que la única intención era hacer daño a la imagen de Alexis Landero, puesto que en ningún caso se había cometido ningún tipo de delito, y estaban basadas en falsedades.

 

Hipocresía del PP

Por último, Chamorro ha querido recordar al Partido Popular su doble moral, su infinita hipocresía. No tiene empacho en atribuir conductas irregulares al adversario político aun sabiendo que es falso y, sin embargo, no tiene ningún pudor a la hora de garantizarse la gobernabilidad, como en el ayuntamiento de Málaga capital con un tránsfuga en la Diputación de Málaga incorporándolo al equipo de Gobierno del PP, a pesar de que es diputado no adscrito. Y como reconoce el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, que si de camino por llegar a este acuerdo da estabilidad al ayuntamiento de Málaga, “miel sobre hojuelas”.

 

Lo que pone a las claras es que el Partido Popular peca de tanta hipocresía y cinismo, capaz de hacer cualquier cosa para agarrarse a un sillón. Ahora se escuda en una grabación manipulada para intentar evitar una moción de censura, que viene con un proyecto ilusionante para trabajar por Cartaya, y persigue dar estabilidad a los vecinos y vecinas que sufren la desidia de un equipo de Gobierno que está llevando al municipio a un absoluto abandono.

 

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Puedes aceptar su uso, cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar