El PSOE le pide al PP que destine los 300.000 euros de la destrucción del parque a las familias y los 2.000 parados del municipio

Lun
26
Nov
2012

El secretario de Organización del PSOE de Huelva, Jesús Ferrera, le ha pedido al equipo de Gobierno de Gibraleón que destine los 300.000 euros que se va a gastar en destruir el parque ‘Fuente del Oro’ en ayudar a las familias necesitadas de la localidad y a los casi 2.000 desempleados que hay en el municipio.

En declaraciones a los periodistas durante una visita al parque, cuyas obras de desmantelamiento comenzaron el pasado viernes, Ferrera mostró su “sorpresa porque no conocíamos que el alcalde de Gibraleón, José Ramón Gómez Cueli,  odie tanto a los niños”. Según el dirigente del PSOE, “jamás un parque ha supuesto un problema para la convivencia de los vecinos sino todo lo contrario”.

Así, Ferrera explicó que “este parque va a estar dividido por una carretera por un capricho de un alcalde que está actuando como un cacique”. Para el socialista, el primer edil olontense “no escucha a los vecinos y actúa a golpe de soberbia y rencor para llevar a cabo una venganza”. Por ello, Ferrera exigió al PP “que respete una demanda vecinal que gestionó el anterior Gobierno socialista”.

Además, el también parlamentario andaluz lamentó “que el PP enviara el pasado sábado decenas de antidisturbios a Gibraleón”. El socialista subrayó que “aquí no hay delincuentes sino vecinos que protestan”, a la vez que insistió en que “esa imagen no es la que merece este pueblo”.

REFERÉNDUM

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Gibraleón anunció que el Grupo Municipal Socialista ha vuelto a pedir mediante una moción por vía de urgencia que se debatirá en el pleno del próximo jueves, la convocatoria de un referéndum “para que para que los ciudadanos sean los que decidan” sobre la demolición de este parque.

“El alcalde del PP con los dos concejales cómplices de IU han hecho esta barbaridad con el parque que se está convirtiendo en unza zona peligrosa para los niños”, añadió Serrato, que afirmó que “no son tiempos de dilapidar el dinero y de destruir sino de construir”. Para el socialista, “los olontenses se han puesto en pie de guerra porque hay muchas personas con grandes necesidades que ven cómo el Ayuntamiento se gasta 300.000 euros de sus impuestos en un capricho del alcalde”.

“El PP vuelve romper la convivencia de Gibraleón en vez de arreglar caminos rurales, calles o ayudar a las familias”. “Por todo esto estamos apoyando a los ciudadanos que se han unido para luchar en defensa del parque”, apostilló.

Facebooktwitter
 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar