El PSOE pide a la ministra de Sanidad que se una a la mayoría social y parlamentaria de nuestro país que reclama el reconocimiento del derecho a morir dignamente

Mar
27
Jun

La senadora onubense Ana Pérez reprocha a Dolors Monserrat que en España no hay una Ley de muerte digna “por culpa del Gobierno del PP” y le reclama su compromiso “serio y firme” para la aprobación de una nueva Ley de muerte digna que recoja todos los elementos de garantía asistencial que se pueden ofrecer desde un enfoque integral de cuidados paliativos

La senadora onubense, Ana Pérez Castilleja, ha reclamado a la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, que se una a la mayoría social y parlamentaria de nuestro país que reclama el reconocimiento del derecho a morir dignamente.

 

Así se lo ha planteado la senadora del PSOE a la responsable de la cartera de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Monserrat, esta tarde, en la sesión de control al Gobierno, celebrada en el Senado y al hilo de una pregunta que, sobre esta cuestión, le ha formulado la senadora a la ministra, a la que tras recordarle que en España no hay una Ley de muerte digna “por culpa del Gobierno del PP”, le ha reclamado que es necesario extender este derecho a todos los ciudadanos y mejorar el amparo legal a las buenas practicas  sanitarias en el final de la vida. “Espero que en esta legislatura su grupo se sume dando apoyo a los que propugnamos una muerte digna”, ha apelado.

 

En su intervención, Pérez Castilleja ha recordado que existen miles de pacientes que sufren innecesariamente la ausencia de un derecho a morir con dignidad y la ausencia de un derecho a no sufrir encarnizamiento terapéutico. En este sentido, ha expuesto que desde hace ya algunos años, gracias a  la iniciativa de algunas comunidades autónomas “en su mayoría gobernadas por gobiernos socialistas, siendo Andalucía la pionera”, se han desarrollado leyes de muerte digna para ofrecer un nuevo derecho a los pacientes cuyo desenlace fatal es inminente y en esas situaciones no tiene sentido dicho encarnizamiento terapéutico.

 

La senadora del PSOE ha lamentado que desgraciadamente todavía hay ciudadanos españoles que no tienen amparados legalmente esos derechos y que dependen del lugar donde viven para acceder a los mismos y, en este sentido, se ha mostrado muy crítica con la ministra Monserrat afeándole que tenemos una sanidad “desigual” como consecuencia de la inacción de su Gobierno.

 

También ha reprochado a la titular de Sanidad que en la X Legislatura, de 2012 a 2015, el Partido Popular votó, en dos ocasiones, en contra de sendas proposiciones de ley de muerte digna presentadas por el Grupo o Socialista. “Impusieron el rodillo de su mayoría absoluta dando satisfacción a los sectores más retrógrados de su partido e hicieron imposible un derecho que millones de españoles están exigiendo desde hace tiempo”, ha censurado.

 

Tras todo lo expuesto, Pérez Castilleja ha instado a la ministra Monserrat a que dé una prueba de que está al frente del Ministerio de Sanidad para afrontar los problemas de los ciudadanos y no para dejar pasar el tiempo, y solo oírlo “como el que oye llover. Así, la senadora socialista ha insistido en reclamarle su compromiso “serio y firme” para la aprobación de una nueva Ley de muerte digna que recoja todos los elementos de garantía asistencial que se pueden ofrecer desde un enfoque integral de cuidados paliativos. “Le instamos a aceptar de una vez por todas esta reivindicación”, ha remachado.

 

Por último, Pérez Castilleja ha concluido su intervención recordando las palabras de Francisco Tomás y Valiente: “es humano tomar decisiones y es racional que algunas de ellas afecten a la propia vida, incluido su final”.

Facebooktwitter
 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar