El PSOE pide al Gobierno que “deje de meter la mano en los bolsillos” de los emigrantes retornados

Vie
4
Abr
2014

El secretario de Organización del PSOE de Huelva, Jesús Ferrera, ha pedido este viernes al Gobierno central que “deje de meter la mano en los bolsillos” de muchas personas mayores emigrantes retornados, que marcharon en su día de España para “buscar un futuro mejor”, a las que ahora reclama el pago de impuestos por sus pensiones extranjeras. Concretamente en la provincia hay 10.000 familias afectadas.

 En declaraciones a los periodistas antes de mantener un encuentro con miembros de la Federación Andaluza de Asociaciones de Emigrantes Retornados, Ferrera ha lamentado que estas personas, “que se tuvieron de ir de España como ahora para buscar un futuro mejor porque este país no daba oportunidades de futuro, estén sufriendo el ‘zarpazo’ de Hacienda”.

 El dirigente socialista ha hecho hincapié en que en “algunos casos estas pensiones no superan los 400 euros” y ha subrayado que “hasta 2013 nadie le había advertido de que estas pensiones las tenían que tributar en España”, por lo que lamenta que “ahora Hacienda exija a estas personas, que vuelven a su país para descansar tras muchos años de trabajo, que tributen el 25 por ciento con el fin recaudatorio que tiene el Gobierno”.

 “No pueden meter la mano en los bolsillos de aquellos que se tuvieron que ir de España no por voluntad propia sino obligación y ahora querer aprovecharse de estas personas”, ha enfatizado Ferrera, que ha tildado de “robo” esta circunstancia.

A su vez, ha precisado que este colectivo “lo que pide es justicia y no que Hacienda los declare libres de pagar, ya que no quieren que se les perdone esta tributación, sino tener los derechos que tenían antes”, indicando además que “ha habido una amnistía fiscal para las grandes fortunas, que han declarado una parte mínima, y ellos no quieren ser parte de esta amnistía”. Ferrera ha recordado que el PSOE ha llevado una Proposición No de Ley (PNL) al Parlamento andaluz pidiendo al Gobierno que  “retire de inmediato esta medida”.

Por su parte, la secretaria de la federación, Rocío Abad, ha asegurado que la situación es “lamentable” pues hay afectados que “le están llegando multas de hasta 30.000 euros” y en muchos casos estas personas “suman 700 euros entre la pensión española y la del extranjero”, por lo que cree que es “muy injusto”.

Por ello, desde la federación están alegando cada requerimiento que llega y ha dejado claro que “ningún afectado es defraudador” pues los pensionistas han acudido cada año a Hacienda y “siempre se le ha dicho que no tienen que declararlas”.

En Andalucía el número de afectados asciende a los 180.000, en España a 800.000 y en Sevilla a 40.000, ha apostillado la secretaria de la Federación Andaluza de Asociaciones de Emigrantes Retornados.

(EUROPA PRESS) –

Facebooktwitter

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar