PSOE denuncia “el caos en la facturación del agua” que los olontenses pagan “a precio de oro” tras la privatización del servicio

Vie
29
Ago
2014

Los socialistas aseguran que hasta las oficinas de Aqualia “están llegando cientos de quejas de vecinos”

El PSOE de Gibraleón ha denunciado “el caos en la facturación del agua” desde tras la privatización del servicio con los votos a favor del equipo de Gobierno del PP y de los dos concejales de IU. Así, el secretario general de los socialistas en el municipio, José Manuel Álvarez, destacó que “después de la venta del agua a la empresa Aqualia, “las facturas se han llevado meses sin llegar, y ahora nuestros vecinos se enfrentan a elevadas facturas, a las que muchos no pueden hacer frente”.

 

En este sentido, el también concejal socialista afirmó que “nos hacemos eco del enfado generalizado que hay en Gibraleón, ya que prometieron bajar el precio y, sim embargo, “los olontenses la estamos pagando a precio de oro”. Además, “los desorbitados recibos llegan y nadie explica a qué se deben tales cantidades”.

 

De este modo, Álvarez ha culpado directamente de la situación al alcalde del PP, José Ramón Gómez Cueli, y al portavoz de IU, Domingo González, “como ideólogos de la operación de venta e impulsores de la privatización”. A su juicio, “ambos le han mentido al pueblo cuando decían que se iba a pagar menos con la nueva empresa que con el servicio público que prestaba Giahsa”. Por tanto, para el PSOE, “Gómez Cueli y Domingo González son cómplices y culpables de esta desastrosa situación”, añadió.

 

Según el dirigente socialista, hasta las oficinas de Aqualia “están llegando cientos de quejas de vecinos ante el pésimo servicio y el incremento notable del precio, que en algunos casos supera el 100%”. Además, “las colas para reclamar son de hasta dos horas”. Según Álvarez, “a otros vecinos le han llegado a cobrar dos veces la misma factura, en un descontrol absoluto en la gestión”.

 

En esta línea, el secretario local del PSOE, lamentó “que a pesar de la subida en la factura, el agua es de pésima calidad por el exceso de cloro algunos días, ha bajado la presión en muchas viviendas y hay numerosos cortes en el suministro”. Por tanto, “el alcalde del PP y el portavoz de IU tienen que responder por sus decisiones contra lo público y contra los intereses de los ciudadanos que pagan más por un peor servicio”.

Facebooktwitter
 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar