PSOE estrecha lazos con la Asociación de Celíacos de Huelva para apoyar y dar respuestas a las necesidades del colectivo celíaco

Sab
17
Dic
2016

El Parlamento de Andalucía trabaja en el anteproyecto de Ley contra la obesidad que contempla las exigencias del colectivo celíaco y sobre el que en este momento se pueden hacer aportaciones

El PSOE ha trasladado el compromiso de trabajar con el colectivo celíaco para mejorar y apoyar iniciativas de manera que discurran en la mejor calidad de vida y mayor conocimiento social de la enfermedad. Andalucía tendrá una legislación pionera contra la obesidad que recoge las necesidades de la enfermedad celíaca. Es la primera vez que una comunidad autónoma regula con el máximo rango normativo el tratamiento de la obesidad y de los trastornos de la conducta alimentaria, en el que se hace especial hincapié en las necesidades del celíaco. En el anteproyecto de Ley contra la Obesidad, aprobado en Consejo de Gobierno el pasado mes de octubre, está integrada la enfermedad celíaca, que se encuentra en fase abierta para que se hagan aportaciones a la misma.

 

Así ha quedado de manifiesto en el transcurso de un encuentro mantenido entre la vicesecretaria general del PSOE de Huelva y parlamentaria andaluza, María Márquez, el portavoz de la Comisión de Salud en el Parlamento de Andalucía, Francisco Vargas, y el parlamentario onubense que forma parte de la Comisión de Salud y Educación, Diego Ferrera, con miembros de la Asociación de Celíacos de Huelva, Asprocehu, presidida por Carmelo Mariño; y el grupo Panarras, representado por Antonio Sánchez.

 

Para Carmelo Mariño, lo que más preocupa es reforzar en el ámbito sanitario un protocolo de diagnóstico de la enfermedad, especialmente en edad precoz y la puesta en marcha de unidades terapéuticas de la enfermedad celíaca. Así como la promoción e información sobre la enfermedad ya que actualmente continúa siendo un hándicap el desconocimiento que hay en distintos ámbitos, por lo que se persigue que el celíaco se encuentre normalizado, tanto en los comedores escolares como en el sector de la hostelería, contando con todas las garantías que requiere su dieta.

 

En esta línea, los diputados socialistas coincidieron con los representantes de la asociación en que “es imprescindible la promoción de establecimientos con menús para celíacos y la formación de profesionales del sector hotelero y de restauración para que incorporen menús sin gluten”. Asimismo, el presidente de Asprocehu incidió en la necesidad de que se hagan controles más rigurosos en las empresas que elaboran los productos, ya que el etiquetado es peligroso porque no todas cumplen con los requisitos exigidos por la normativa vigente. “Los consumidores intolerantes y sensibles al gluten deben confiar en los productos etiquetados sin gluten”.

 

En otro orden de cosas, Asprocehu hizo un llamamiento a las administraciones para que colaboren en la medida de lo posible en las actividades y eventos que se desarrollan, especialmente en la jornada anual que se celebra el día 27 de mayo coincidiendo con el Día Nacional del Celíaco.

 

La Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) calcula que un paciente paga al mes prácticamente 100 euros más por el sobrecoste de productos libres de gluten, en suma unos 1.174 euros al año, una situación difícil para muchas familias que atraviesan problemas económicos. A este respecto, María Márquez apuntó que “el Parlamento andaluz ya ha instado al Gobierno central que apruebe la adopción de medidas fiscales necesarias con las que se consiga un abaratamiento de los alimentos sin gluten, así como también incentivos fiscales a las personas afectadas en el IRPF, en forma de gastos deducibles por la compra de alimentos sin gluten o en ayudas directas”.

 

Panarras

Por su parte, Antonio Sánchez, en representación del grupo Panarras, trasladó su inquietud de fomentar la formación en la elaboración de los productos sin gluten, ya que la única medicación para estas personas es una dieta estricta sin gluten de por vida. “Ser celíaco no es una opción, y nos encontramos que los productos en el mercado son caros y, a veces, de dudosa calidad o lo que es peor, muchas personas se encuentran en la necesidad de renunciar o sustituir  alimentos básicos, como pan, dulces o pasta, por no poder pagarlos.

 

En este sentido, Antonio Sánchez apuntó que, desde hace dos años, ya se está trabajando en Huelva a través de talleres en la elaboración de productos sin gluten con harinas naturales, cuyo objetivo es “hacer un pan sin gluten seguro, sano y sabroso”.

 

 

Facebooktwitter
 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar