PSOE pregunta al Gobierno por la declaración del IBI de la Iglesia en los últimos tres ejercicios

Dom
17
Mar
2013

La diputada nacional y secretaria de Política Institucional del PSOE de Huelva, María José Rodríguez, ha preguntado al Gobierno en el Congreso de los Diputados por el resultado de la declaración del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de la Iglesia católica en la provincia en los tres últimos ejercicios fiscales. En declaraciones a Europa Press, la dirigente socialista ha incidido en que en épocas de dificultad económica como la actual “todos tenemos que hacer un esfuerzo y, de ahí el interés por conocer la contribución de la Iglesia”.

Según ha recordado la diputada, la Iglesia católica está exenta de tributar por el IBI y disfruta de exenciones totales o permanentes en el caso de templos y lugares de culto, dependencias o edificios anejos destinados a la actividad pastoral o asistencia religiosa, locales destinados a oficinas, casas y conventos de órdenes y congregaciones religiosas. Sin embargo, “en las décadas precedentes se ha realizado una aplicación extensiva de esta exención, de forma que ha alcanzado a bienes inmuebles no declarados como exentos por la ley vigente: pisos, plazas de garaje, lonjas, no vinculados al culto. Este beneficio fiscal se ha extendido incluso a la exención del pago de las tasas municipales establecidas por los ayuntamientos”, ha añadido.

Por todo ello, y por la propia situación de crisis económica, Rodríguez considera que es “preciso” conocer la aportación de la Iglesia y plantearse, a partir de ahí, “la necesidad de revisar estas exenciones extensivas por la vía de los hechos que exceden de lo que dice la normativa vigente e, incluso, la propia legislación”.

Para la representante socialista, “es importante que todos los ciudadanos e instituciones contribuyan al sostenimiento del gasto público”. Por ello, cree que “la Iglesia debería pagar impuestos, al menos, por los inmuebles y propiedades que no estén vinculadas directamente al culto”.

Del mismo modo, ha asegurado que en el actual escenario de crisis económica, en los que la bajada de ingresos, el control del déficit y el endeudamiento de los ayuntamientos hacen “indispensable la revisión urgente de la fiscalidad municipal para que la elevación de la presión fiscal no afecte de forma desigual a vecinos y entidades, se hace imprescindible restringir al máximo la aplicación de exenciones y bonificaciones”. En su opinión, “la fiscalidad debe ser el mayor instrumento de redistribución económica y social de los poderes públicos y es la manera más directa para que estos puedan ejercer la solidaridad, contribuyendo a la cohesión social y a la prestación de servicios públicos”. En este sentido, la diputada socialista ha subrayado que “se hace necesario un sistema fiscal más progresivo, redistributivo y que genere recursos suficientes para prestar y sostener los servicios públicos fundamentales que demandan los ciudadanos”.

“En tiempos de cambios, como los actuales, la Iglesia debe también adaptarse a la realidad social y, tratándose de una institución que se financia, en buena medida de recursos públicos, “debe ajustarse a las exigencias de transparencia que demandan los ciudadanos”, ha concluido.

(EUROPA PRESS)

Facebooktwitter
 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar