PSOE tacha de “anuncio hueco” el nuevo estudio de impacto ambiental de la variante Beas-Trigueros, que el PSOE adjudicó en 2011

Mar
22
Jul
2014

María José Rodríguez asegura que este anuncio de Fomento sólo pretende cubrir un expediente en blanco del Gobierno del PP en materia de infraestructuras en la provincia

La diputada nacional por el PSOE de Huelva y secretaria de Política Institucional de la Ejecutiva Provincial, María José Rodríguez, ha manifestado tras el anuncio de Fomento de sacar a información pública un nuevo estudio de impacto ambiental de la variante de Beas y Trigueros, “que estamos ante un nuevo anuncio hueco del PP, que sólo viene a demostrar la falta de apuesta del Gobierno por las infraestructuras en la provincia”.

 

María José Rodríguez ha aseverado que las obras de la variante, “ya fueron adjudicadas en 2011 por el anterior Gobierno socialista, con un informe de impacto ambiental favorable, y con un presupuesto inicial de 55,7 millones de euros que, finalmente, fue adjudicado por 44,89 millones de euros. Cuando el PP llegó al Gobierno se olvidó de la provincia y de esta obra, esa es la única realidad”, ha aseverado la dirigente socialista.

 

Para la diputada onubense, “este anuncio de Fomento sólo pretende cubrir un expediente en blanco en materia de infraestructuras, en una pretensión vana del PP de empezar a andar lo que ha desandado desde que llegó al Gobierno, en un intento más de engañar a esta provincia”.

 

La dirigente socialista ha apuntado al respecto que “lo que realmente esconde este anuncio es que la Declaración de Impacto Ambiental que el proyecto tenía ha caducado por la paralización que ha sufrido el mismo”.

 

Así, María José Rodríguez ha reprochado que “en marzo de 2014, el PP anunciara públicamente que a finales de este año retomarían las obras en una maniobra puramente electoralista, ya que no había consignado partidas en los presupuestos para la misma, y ahora con este estudio de impacto ambiental no sólo dan marcha atrás, sino que sería empezar de cero en una obra a la que sólo había que poner interés por parte de este Gobierno para empezar, ya que estaba todo hecho”.

 

Por ello, la dirigente socialista ha pedido al PP “seriedad y que se deje de estudios vanos para tapar la falta de compromiso del Gobierno con esta provincia”.

 

Los pasos dados por el último Gobierno socialista

 

El 13 de mayo de 2009, el Gobierno socialista adjudicó la redacción del proyecto de trazado y construcción de la Variante Beas-Trigueros (16,7 km de longitud), con un presupuesto de 517.156,15 euros, a la empresa Proyectos y Servicios S.A., conforme a la Declaración de Impacto Ambiental que ya se encontraba aprobada. En agosto de 2010 ya se sometió a información pública (BOE de 18 de agosto de 2010). El proyecto de trazado de la variante se aprobó en enero de 2011 y su correspondiente expediente de información pública se publicó en BOE el 26 de enero de ese año. Esta aprobación iniciaba el procedimiento expropiatorio.

 

El Consejo de Ministros celebrado  el 29 de abril de 2011 autorizó al Ministerio de Fomento a licitar las obras. Fomento licitó las obras de la variante de Beas y Trigueros en julio de 2011 y el presupuesto de licitación se publicó el día 5 de julio en el Boletín Oficial del Estado, que ascendía a 55.740.217,47 euros.

 

La obra se adjudicó en la Mesa de Contratación del Ministerio de Fomento celebrada el 15 de noviembre de 2011 a la empresa  Ferrovial con un presupuesto, finalmente de 44,89 millones de euros.

 

La actuación tenía por objetivo mejorar el eje de vertebración norte-sur de la carretera N-435 en la provincia de Huelva mediante la construcción de las variantes de las poblaciones de Beas y Trigueros, cuyos núcleos son actualmente atravesados por la carretera. De esta forma, se reforzaba también el carácter de la N-435 como eje de comunicación interprovincial entre Huelva y Badajoz. En su trazado destacaba la construcción de  tres enlaces: de Beas Norte (punto kilométrico (pk) 2,6); Beas Sur-Trigueros Norte (pk 8,04); y enlace trigueros Sur (pk 16). Se habían proyectado un total de 25 estructuras: 6 viaductos; 9 pasos superiores de camino, carretera o paso de fauna; 3 estructuras de enlace; y 7 pasos inferiores.

 

El tronco dispondría de una sección tipo de la carretera convencional o primera calzada de la autovía constituida por 1 calzada de 2 carriles de 3,5 m cada uno, 2 arcenes de 1,75 m cada uno; y 2 bermas (exteriores) de 1,1 m cada una.

 

Estos son los detalles de un proyecto que el Gobierno del PP tiró a la basura cuando desembarcó en el Ministerio de Fomento, tirando de esa forma el dinero público empleado y acabando con una vieja aspiración de esta provincia. La variante era para los onubenses el inicio del desdoble de la N-435, la primera actuación de la futura A-82, cuyo proyecto quedó también prácticamente terminado y que el  Gobierno del PP tendrá que explicar qué ha hecho con él.

Facebooktwitter
 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar