El PSOE advierte de las consecuencias de la falta de profesionales sanitarios en los usuarios, a quienes Moreno Bonilla trata como “clientes”

Vie
26
Ene

El parlamentario Enrique Gaviño reitera la idea de que el Gobierno del PP en Andalucía es “perjudicial para la salud” y denunica la falta de transparencia al negarse a ofrecer datos de la renovación de contratos por provincias

El parlamentario andaluz y portavoz del PSOE de Huelva, Enrique Gaviño, ha señalado hoy que “venimos a levantar nuestra voz para reivindicar la dignidad de los profesionales sanitarios porque tenemos que cuidar a quienes nos cuidan”. Ha vuelto a reiterar la idea de que el Gobierno de la Junta de Andalucía “es perjudicial para la salud, han cambiado la tarjeta sanitaria por la tarjeta de crédito, nos han cambiado el trato de usuarios por el de clientes y desde el PSOE siempre vamos a estar denunciando eso”.

Gaviño ha dicho que aquella afirmación resulta ser “verdadera, porque han continuado maltratando a los 7.000 profesionales de todas las categorías, a quienes se les prometió un año de contrato, y ahora les ofrecen uno de un mes y una supuesta renovación de entre dos y tres meses”.

Los socialistas onubenses han solicitado al Gobierno andaluz datos sobre la cifra de profesionales sanitarios que están siendo “maltratados” en la provincia de Huelva, pero no han recibido respuesta: “Nos dejan en la oscuridad, porque la falta de transparencia es otra característica de este Gobierno. El mensaje de no renovar por un año no se entiende cuando presumen de tener el mayor presupuesto de la historia en sanidad”. Así, ha recordado que para este Ejercicio han dedicado en los Presupuestos de la Junta “solo un 0,1% de incremento para los profesionales sanitarios, mientras que para la sanidad privada han destinado un 69% más de presupuesto”.

Para Gaviño, ha quedado claro el mensaje, “no quieren contestar y estas son las decisiones que toma un Gobierno que no cree en la sanidad pública”. A su juicio, trasladan dos mensajes: “A los profesionales les dicen que su carrera profesional no la contemplan, que van a hacer cero esfuerzos por su estabilidad, cero en permitir que compatibilicen su vida personal y profesional, cero para que puedan dar una asistencia continuada a los usuarios. A nosotros nos dice muy claro este Gobierno que va a invertir cero esfuerzos para reducir las listas de espera, que no va a invertir en los centros de salud y que no va a hacer inversiones, tenemos que seguir sin los chares y sin el Materno Infantil”.

Cuando a los profesionales “no se les cuida, hay consecuencias”. Enrique Gaviño ha hecho alusión a “la apertura de diligencias de la Inspección de Trabajo en varios hospitales andaluces por sobrecarga laboral”. El parlamentario ha detallado que, en 2023, 1.800 enfermeras y enfermeros se dieron de baja en sus colegios profesionales oficiales porque no creen en el sistema público. Hay centenares de estudios universitarios que demuestran que cuando se reduce el número de profesionales de este sector, la mortalidad se incrementa proporcionalmente, por lo que esas son las graves consecuencias que esta situación acarrea”, ha terminado.