El PSOE asegura que Moreno Bonilla pretende “tapar sus vergüenzas” con la “amenaza” del adelanto electoral

Lun
18
Abr

El portavoz de la Ejecutiva Provincial, Enrique Gaviño, afirma que la sanidad y la educación están en decadencia marcadas por una ideología de derechas


El portavoz de la Ejecutiva Provincial, Enrique Gaviño, ha dicho hoy que “estamos en unos días claves porque sabemos que Moreno Bonilla va a convocar elecciones de un momento a otro porque no tiene un proyecto para Andalucía, ni para Huelva. Y ahora quiere adelantar los comicios para tapar sus vergüenzas, su nefasta gestión y los escándalos” y que “la mejor manera de afrontar su incapacidad es ocultar los problemas con algo mayor que será hacernos ir a las urnas, a elegir un nuevo Gobierno”, un reto para el que los socialistas onubenses, ha dicho, “estamos preparados”.

Gaviño ha señalado que “llega el momento de dar la cara, porque el PP está estancado en titubeos, amenazando, urdiendo convocar elecciones dependiendo de sus intereses electorales de su partido y no de los intereses de los andaluces. Lo demuestran cuando el presidente anticipa algo y su vicepresidente dice otra cosa. No lo aceptamos, ni respetamos, porque provoca desconcierto”. Para los socialistas onubenses, “la propaganda ha primado sobre la atención real” a las necesidades de la provincia. Se ha utilizado la excusa de la pandemia para llevar a efecto recortes en asuntos tan importantes como la sanidad y la educación, ambas en decadencia marcadas por la ideología de derechas que caracteriza al Gobierno de Moreno Bonilla”.

Enrique Gaviño ha dicho que el PP Andalucía ha hecho algo “a lo que ya nos tiene acostumbrados, como viene haciendo el PP en el resto de España, ha contratado mal, no juegan limpio ni usan la Ley para contratar en el sector público”. Según ha aclarado, en la comunidad “lo hemos vivido en una doble línea. Durante la pandemia contrató a dedo a miles de personas para incorporarlas a la Junta de Andalucía sin ningún procedimiento legalmente establecido, ni tener en cuenta méritos ni capacidad, solo se apuntaban en una lista a través de una web de muy dudosa legalidad y objetividad. Más de 50 sentencias han tumbado ya esas contrataciones”.

Ha recordado que, del mismo modo, ha ocurrido con los bienes y servicios durante la pandemia, donde se hicieron, según ha afirmado, “contrataciones irregulares de los recursos materiales que se necesitaban para afrontar la crisis. Nos pone los pelos de punta que hayan hecho negocio con la pandemia y con la salud de los andaluces, algo a lo que nos tiene acostumbrado, a hacer negocio con la salud”.

Una provincia como Huelva, donde, como bien  ha recordado, se han cerrado centros de salud y servicios de urgencia, una comunidad en la que se han despedido a 8.000 sanitarios en la cuarta ola. Vemos, además, cómo con el Chare de Lepe o con el Materno Infantil se ha hecho una gestión no solo nefasta, sino negligente”. En el caso concreto del Materno Infantil, del que Huelva carece, siendo la única provincia que no lo tiene, Gaviño ha recordado los cambios anunciados para su ubicación, primero en el hospital privado Blanca Paloma, ahora cerrado, y después en la zona de consultas externas del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez, donde “hay ya informes técnicos que hablan de que esa ubicación es inviable porque el espacio es inadecuado y son incapaces de aceptar que el proyecto que dejamos los socialistas estaba validado por médicos y sanitarios”.

Con el Chare la gestión “es patética, porque llevan años dejándolo morir y ahora que el Gobierno de España hace los accesos, sacan una obra de remodelación, pero ni nos dicen si va a ser un centro hospitalario ni si va a estar en marcha inmediatamente. Pero sí nos ponen sobre la mesa un contrato con la empresa privada por cinco años. Pasamos de un coste de 12 millones este año a un gasto de 40 millones sin saber qué incrementa esos costes. No saben responder. El beneficio, para la empresa privada”.

Igual que en la sanidad, en la Educación hemos sufrido ataques. Se han recortado más de 115 unidades escolares durante la gestión del PP en la Junta. No solo contentos con atacar a la educación Primaria y Secundaria, ahora atacan también a la universidad, creando un sistema de financiación rechazado unánimemente por los rectores y rectoras, a quienes ha obligado a pedir limosna para tener una financiación suficiente que permita la viabilidad de las universidades”.

El modelo del PP es “que tengan sanidad y educación quienes puedan pagarlo y eso no lo vamos a consentir los socialistas, que creemos en el Estado del Bienestar, que marca estos elementos como básicos, al alcance de todos y de todas”, ha terminado.