El PSOE de Arroyomolinos de León pide a sus vecinos y vecinas que dejen por escrito las quejas sanitarias como único remedio a una “situación precaria”

Mié
14
Feb

La portavoz socialista en el Ayuntamiento, María Jesús Bravo Silva, explica que, si un enfermo requiere urgencia, los servicios médicos están mínimo a media hora de carretera, porque la ambulancia disponible a partir de las 15:00 horas es no asistencial

La portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Arroyomolinos de León, María Jesús Bravo Silva, ha denunciado hoy la “situación precaria” que vive este municipio de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, donde, a partir de las 15:00 horas dependen de Santa Olalla del Cala, que está a media hora de carretera y “se da la
circunstancia de que disponemos de una ambulancia que no es asistencial, por
lo que solo te traslada con la persona que conduce, sin médico ni enfermero.
Pero si el asunto requiere verdadera emergencia, hay que esperar media hora
hasta que venga la ambulancia de Santa Olalla. Para más inri, el hospital de
referencia lo tenemos en Sevilla, el Virgen del Rocío, a una hora”.

Bravo Silva ha querido poner un ejemplo práctico “para que se entienda, porque,
ante un caso grave de vida o muerte, como puede ser un infarto, esa persona no
puede esperar ese trajín de ambulancias, lo que necesita es un médico
inmediatamente, como es lógico. ¿Qué ocurre entonces? Pues que un familiar,
un amigo, un vecino, coge su coche y lo lleva a Santa Olalla o a Sevilla al
Hospital, resolviendo así más rápida la urgencia, por lo que a la Delegación de
Salud y Consumo no le constan quejas, lo que le consta es que esa ambulancia no se
utiliza con frecuencia, así que no ven la complicación”.

Además, el pueblo se enfrenta a otro problema sanitario grave y es la falta de
pediatra. La portavoz ha relatado que el Gobierno de la Junta de Andalucía ha eliminado el servicio de un pediatra compartido con el municipio de Cala. Los lunes, de 8:00 a 11:00, estaba en Arroyomolinos; de 11:30 a 15:00 en Cala, pero ya no lo tenemos, ya solo está en Santa Olalla y tenemos que ir con nuestros hijos pequeños en nuestros coches, quien lo tenga, hasta Santa Olalla para casos graves, pero también para los rutinarios, como el control de niño sano o las vacunas. No hay derecho a este
desbarajuste”.

Por este motivo, María Jesús Bravo Silva ha considerado que lo más efectivo
que se puede hacer es que cada vecino que tenga un problema “debe poner una
reclamación, una queja formal, por escrito, para que la Delegación tenga
constancia de que son múltiples los casos que se dan en el municipio que van
formando una gran bola que la Junta de Andalucía tiene que solucionar, de lo
contrario tendrá que lamentar las consecuencias”.

El alcalde de Arroyomolinos de León, el independiente Rafael Márquez, ha
estado reunido estos días con la delegada territorial de Salud y Consumo de
Sevilla (a cuyo distrito sanitario Norte de esa provincia pertenece este pueblo),
Regina Serrano, a quien le ha trasladado esta problemática.
La situación es “más que precaria, rocambolesca”, ha incidido María Jesús
Bravo, quien espera que “ofrezcan soluciones inmediatas, porque cualquier día
ocurre una desgracia que vamos a tener que lamentar todos”. De ahí que haya
pedido la colaboración vecinal porque “se haría más fuerza para que se
encuentren las soluciones con más diligencia y rapidez y podamos estar más
tranquilos todos”.