El PSOE de Cartaya lamenta que el PP rechace instar a la Junta a aumentar personal que atienda al alumnado con necesidades especiales

Mié
29
Nov
2023

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Pepa González Bayo, ve necesario que se atiendan las demandas de PTIS en los colegios del municipio, por lo que se unirá a la concentración de este lunes de las madres y padres

El PSOE de Cartaya lamenta que el alcalde del PP, Manuel Barroso, y su grupo hayan votado en contra de una moción por la que se instaba a la Junta de Andalucía a aumentar el número de profesores técnicos en integración social, los llamados PTIS, en los colegios de la localidad y de todos sus núcleos, debido a que existe una gran demanda. Por este motivo y viendo que el Gobierno de la Junta no responde a estas reclamaciones, las madres y padres han convocado para el próximo lunes una concentración, a la que se unirá el PSOE, según ha manifestado la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Pepa González Bayo.

Sin el apoyo de estos especialistas “no está garantizado que se esté dando una educación pública de calidad para todos los niños y las niñas de Cartaya, El Rompido y El Portil, -que son más de cien-, ni para el resto de la provincia y de la comunidad”, ha comentado la portavoz. Para González Bayo no es concebible que el Partido Popular “haya votado en contra de algo que a todas luces es necesario”. Por eso, desde el PSOE “no vamos a conformarnos y vamos a estar del lado de esos niños y niñas y de sus madres y padres, para reclamar lo que les corresponde y necesitan”.

Pepa González Bayo ha asegurado que el alumnado con necesidades especiales y la realidad que viven junto a sus familias padecen “el olvido y el maltrato institucional del sistema educativo público”. Las plazas resultan “insuficientes” y la situación que se deriva es que el personal que las cubre tiene que ir de un centro a otro “sin un marco normativo que establezca unas ratios de alumnado con necesidades especiales por profesional en aulas ordinarias y específicas, con unos orientadores que atienden a más de mil alumnos y alumnas cuando la Unesco recomienda un profesional por cada 250 alumnos”.

Como reza el texto de la moción, “nos encontramos con familias que se ven obligadas a matricular a su hijo o hija fuera de su zona porque en la suya no hay plaza en las aulas específicas, por lo que el Gobierno andaluz relega la atención a la diversidad a una mera cuestión asistencial, convirtiendo la inclusión educativa y social en un servicio complementario, y que mantiene al personal de integración social externalizado y en una situación de absoluta precariedad”. Y eso viene ocurriendo en cada inicio de curso, asegura la portavoz, por lo que la situación se hace “insostenible, agravada por la inoperancia y la negligencia de la Consejería de Educación” a cuya titular, Patricia del Pozo, le ha pedido “implicación y una solución inmediata”.