El PSOE dice que la UCI del Juan Ramón Jiménez está en «peligro» por el «riesgo» de «perder siete intensivistas»

Vie
28
Abr
2023

El portavoz del PSOE de Huelva, Enrique Gaviño, denuncia que les han ofrecido una prórroga de solo dos meses y ha reseñado que «el hecho de que estos intensivistas se pudieran ir significaría que los que queden van a tener una sobrecarga brutal de trabajo y estarán expuestos, posiblemente, a bajas físicas y psíquicas debido a esa misma sobrecarga»

El portavoz de la Ejecutiva Provincial del PSOE de Huelva y parlamentario andaluz, Enrique Gaviño, ha criticado este viernes que la Junta de Andalucía «pone en grave peligro» la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Juan Ramón Jiménez de la capital al «finalizar hoy los contratos de hasta siete médicos intensivistas» a los que «hasta ahora lo único que les han transmitido es la posibilidad de hacerles un nuevo contrato de dos meses», algo que «el personal considera una indignidad».

Así lo ha manifestado Gaviño en rueda de prensa, donde ha lamentado que se ofrezca este tipo de contrato a «quienes nos han ayudado a sobreponernos a la peor crisis sanitaria de la historia, quienes se jugaban la vida para defender a quienes más los necesitaban, a los enfermos de Covid que estuvieran necesitados de la atención más especializada del servicio UCI» y que, a pesar de ello «a esos médicos ahora la Junta lo que les ofrezca sea la indignidad de un contrato de dos meses exclusivamente».

«Con lo cual, si la dirección del hospital y la Consejería de Salud no reaccionan a tiempo, corremos el riesgo de que esos profesionales, igual que ocurrió con los neurólogos, no acepten esas condiciones infrahumanas y se vayan a otros destinos donde les garanticen una estabilidad y les garanticen condiciones profesionales óptimas. Y de no ser así, además, es que en Huelva vamos a padecer gravemente estas circunstancias», ha manifestado el socialista.

En este sentido, ha reseñado que «el hecho de que estos intensivistas se pudieran ir significaría que los que queden van a tener una sobrecarga brutal de trabajo y estarán expuestos, posiblemente, a bajas físicas y psíquicas debido a esa misma sobrecarga», toda vez que ha apuntado que «además que tengamos a estos intensivistas en pocos números significará que muchas de las prácticas y de las pruebas que realizan no podrán ser realizadas en Huelva».

«Habrá que derivar a los pacientes de UCI a Sevilla para que les realicen esas prácticas, con el riesgo que supone para un enfermo de UCI el traslado. Además vamos a perder el programa de reanimación cardiopulmonar que tantas vidas ha salvado en Huelva y se nos avecina un verano, no solo caluroso, sino temeroso, porque ya nos dicen los intensivistas que ellos no van a poder cubrir todas las guardias y la misma situación han trasladado también los médicos que están en la Atención Primaria», ha subrayado.

Por ello, ha lamentado que «nos vamos a encontrar con que nuestros médicos, tanto de la Atención Primaria como de la hospitalaria y, especialmente de la UCI del Juan Ramón Jiménez, van a pasar un verano muy duro» y a los onubenses «más nos vale no caer enfermos gravemente, porque por desgracia asistimos a otro desmantelamiento más de lo público», ha enfatizado.

«Y es que la Junta de Andalucía incoherentemente, negligentemente y, casi que dolosamente, provoca un grave peligro para la UCI de Huelva en el Juan Ramón Jiménez», ha dicho Graviño antes de añadir que «seguimos asistiendo a esta serie de terror que la Junta de Andalucía y el Partido Popular se marca con Huelva y especialmente con la sanidad de Huelva, en la que se está quitando la careta y aquel que vendía las bondades de tener más dinero que nunca dedicado a la sanidad y hacer más contrataciones de sanitarios que nunca, lo que no dicen es que destinan ese dinero a la sanidad privada y no a la pública».

A este respecto, ha señalado que en Huelva «la deriva a lo privado, la tenemos muy patente» con «el ejemplo del Hospital Virgen Bella, un hospital privado que antes nos costaba once millones de euros al año, ahora nos cuesta 40 millones de euros al año y seis de las especialidades que deberían de prestar, no las prestan, derivando a los vecinos al Hospital Infanta Elena y desahogando el hospital privado en lugar de cumplan con sus obligaciones, en lugar de saturar el Infanta Elena», ha concluido.

EUROPA PRESS