El PSOE exige al Gobierno de la Junta contundencia y decisión para que no cierre la Unidad de Ictus en el Hospital Juan Ramón Jiménez

Jue
9
Feb
2023

Enrique Gaviño alerta de que es la primera vez que una provincia se queda sin su Unidad de Ictus

El parlamentario andaluz por el PSOE de Huelva Enrique Gaviño ha recriminado a la consejera de Salud y Consumo, Catalina García, que vayan a cerrar la Unidad de Ictus en el hospital Juan Ramón Jiménez por falta de profesionales, “una unidad que precisamente creó y puso en marcha el anterior gobierno socialista de la Junta, con 14 profesionales”.

En este sentido, ha reprochado que el pasado mes de junio se fueron seis neurólogos y no hizo nada. “Seis, cansados de contratos temporales y de las condiciones laborales que se le ofrecían; y, de los ocho restantes, dos están con contratos reducidos por motivos laborales y otro de baja de larga duración y no se han preocupado en cubrirlo y han dejado a la provincia con cinco neurólogos, lo que desmonta la Unidad de Ictus”.

Así, Gaviño ha alertado de que es la primera vez que una provincia se quede sin su Unidad de Ictus en la historia sanitaria de España». Por tanto, ha pedido a la consejera que «no intente vender las causas dónde no están ni en el Gobierno de España ni en anteriores gobiernos socialistas porque el Estado ha incrementado las plazas MIR en un 40% desde 2019».

En la misma línea, el parlamentario andaluz ha subrayado que «el Gobierno de Moreno Bonilla ha presumido de esta unidad diciendo que habían reducido un 25% las consecuencias irreversibles del ictus o en un 20% la mortalidad. Eso se lo han cargado también. Nos están condenando a los ciudadanos de Huelva”.

Al hilo de ello, ha incidido en que, en este momento, “en Huelva tenemos 6.500 pacientes esperando la primera consulta en neurología, ha subido la lista de espera un 70% desde diciembre de 2021, esperando hasta 18 meses, cuando según el decreto de garantías se les tiene que atender en un máximo de 60 días. Los enfermos tienen que esperar ocho veces más que en cualquier otra provincia”.

Según Gaviño, “dos horas son fundamentales para la efectividad del tratamiento porque a partir de la sexta hora, a lo que se condena a los ciudadanos de Huelva es a daños irreversibles o a la muerte”. Por tanto, sin esta unidad habría que utilizar el servicio de teleictus o desplazarse a Sevilla para tener un médico delante, que se podría alargar 120 minutos.

Por último, el también portavoz del PSOE de Huelva ha apuntado que la consejera «vive en una realidad paralela» al «negar la mayor» porque a pesar de que ha llegado más dinero que nunca del Gobierno de España la sanidad en Andalucía va peor que nunca. “La realidad es que en Huelva la Atención Primaria se encuentra en un estado deplorable, a lo que se suma que, con respecto al Materno Infantil lo único que hace es postergar el inicio de las obras”.