Enrique Gaviño afirma que el Gobierno de Moreno Bonilla se está convirtiendo en “la segunda pandemia” de Andalucía

Lun
27
Mar
2023

El parlamentario andaluz y portavoz del PSOE de Huelva ha acompañado a la alcaldesa de Riotinto, Rocío Díaz, en la concentración que han convocado los profesionales del Hospital General de Riotinto para protestar por el cierre de una planta y para reclamar una sanidad pública digna

El parlamentario andaluz y portavoz de la Ejecutiva Provincial del PSOE, Enrique Gaviño, ha manifestado hoy que el Gobierno de Moreno Bonilla se está convirtiendo en “la segunda pandemia que estamos sufriendo después del covid” en Andalucía, porque lo que está ocurriendo es, a su juicio, “un problema grave para la salud de los andaluces y se está cebando especialmente con la salud de los onubenses”. Así se ha pronunciado en el transcurso de una concentración que ha tenido lugar esta mañana a las puertas del Hospital General de Riotinto, que ha sufrido el cierre de la planta de medicina interna, algo que, según ha comentado la alcaldesa de ese municipio de la Cuenca Minera, Rocío Díaz, “no vamos a consentir y aquí estamos para reivindicar nuestro hospital que tanto costó conseguir en 1982, cuando nos concentramos todos para reclamarlo”.

Enrique Gaviño ha reprochado a Moreno Bonilla que no haya tenido “ningún problema a la hora de hacer este ataque frontal a nuestra sanidad, cerrando una planta entera en un hospital que da servicio a la Cuenca Minera, al Andévalo y a la Sierra, una zona amplísima que ocupa media provincia, donde numerosos municipios y sus vecinos y vecinas ven empeorada su sanidad pública”. De hecho, la concentración ha sido secundada por alcaldes y alcaldesas de muchos de los municipios afectados, así como de numerosos pacientes que han acudido en apoyo de los sanitarios convocantes.

Rocío Díaz ha señalado que “el pueblo ha salido a la calle y lo único que reivindicamos es que no nos desmantelen nuestro hospital, necesitamos que se mantengan los servicios, que la calidad asistencial no baje y sea acorde con una población envejecida”. Por ello, ha asegurado que “no vamos a quedarnos quietos ni callados ante esta injusticia. Pedimos un hospital digno y una sanidad digna y no consentiremos que se siga recortando en beneficio de unas empresas”. La alcaldesa ha dicho que está esperando una audiencia con la delegada territorial de Salud y Consumo, Manuela Caro, a quien le ha reprochado no haber recibido de ella ninguna comunicación previa al cierre de esa planta y “nos hemos enterado en la calle, por los profesionales y por los pacientes, de lo que estaba pasando, lo que demuestra que los alcaldes no somos nada para ella”.

Para los socialistas, se trata de “una muestra más de lo que estamos teniendo y esto es lo que va a tener Moreno Bonilla, el pueblo levantado. Nosotros, como Partido Socialista, nos consideramos el partido de la gente, por eso estamos aquí con ellos y estuvimos el sábado en Huelva y en el resto de capitales para apoyar las reivindicaciones de la gente”.

Según ha precisado el parlamentario socialista onubense, Moreno Bonilla tiene marcada “una hoja de ruta, que es privatizar la sanidad pública. Yo lo llamo, para que lo entiendan en el Parlamento, una privatización en diferido, un concepto que ellos manejan bien”. Ha hecho un recorrido por los agravios que el Gobierno andaluz está teniendo con la provincia de Huelva: “Se está cebando con la salud de los onubenses, que estamos esperando que mueva una pieza para construir los chares. Somos la única provincia de Andalucía sin Hospital Materno Infantil mientras vemos que en otras provincias se trabajan segundos y hasta terceros proyectos de esta especialización. En Huelva ha ido desapareciendo el personal y aunque nos vendan que se han creado 1.700 plazas para sanitarios y no sanitarios, no es cierto; y aquí están hoy los profesionales, asegurando que son menos y que por eso cierran una planta, así lo justifican, con la falta de personal, en este hospital y en los centros de salud de toda la provincia”.

La situación se ve agravada, además, como ha recordado, por el “decreto de actualización de tarifas, como lo llama el Partido Popular, pero es un decreto de privatización que incluye precios para la Atención Primaria. Eso significa que a partir de ahora las empresas sanitarias van a tener la posibilidad de atendernos como médicos de cabecera, pudiendo acceder a nuestros historiales médicos, determinar qué gastos sanitarios farmacéuticos va a poder realizar la Junta, concretar desde lo privado qué tipo de pruebas se harán y van a mirar, evidentemente, el negocio, no la salud de las personas”.

Por eso, Gaviño le ha anunciado a Moreno Bonilla que “concentraciones masivas como ésta las va a tener permanentemente, esto va a ser constante, vamos a estar en todas ellas y vamos a ser su voz en el Parlamento, porque no vamos a consentir que siga este ataque a la sanidad pública andaluza, que sigan despidiendo profesionales, que sigan ofreciendo contratos temporales, que no les paguen lo que tienen por dignidad que cobrar, que los ciudadanos sufran el recorte de servicios. En todo ello van a tener a la gente en frente y al lado de esa gente, al Partido Socialista”, ha finalizado.