Enrique Gaviño: “Se ha cambiado la tarjeta verde del SAS por la tarjeta de crédito”

Jue
10
Ago
2023

El portavoz del PSOE de Huelva y parlamentario denuncia que la ausencia de un plan de verano en la provincia, la falta de servicios, los retrasos y la mínima atención en la capital, que se reduce a un centro de salud por las tardes, nos lleva a una situación extrema que solo conduce a la privatización de la sanidad

El portavoz de la Ejecutiva Provincial, Enrique Gaviño, ha vuelto a denunciar hoy la situación extrema que vive la sanidad pública en Huelva y que está repercutiendo de una manera muy negativa en las personas usuarias de este servicio público esencial. El Gobierno del PP de la Junta de Andalucía “presume” de ser el que más presupuesto ha destinado a la sanidad, el que más profesionales ha contratado y el que más servicios presta. “No son más que falacias, -ha manifestado- porque ni hay más médicos, ni más servicios ni más presupuesto, o bien éste se está destinando a financiar la sanidad privada, de manera que se está cambiando la tarjeta verde del SAS por la tarjeta bancaria”.

El Gobierno de Moreno Bonilla “se puede apuntar un tanto: Huelva ha batido su récord de contratación de seguros privados porque más de 100.000 onubenses han optado ya por este servicio y esta es la única verdad”, ha lamentado el portavoz de la Ejecutiva Provincial, quien ha agregado que si fuera verdad que es el Gobierno que más invierte y más médicos contratas no estaría ocurriendo eso. La realidad es que la sanidad no mejora, por lo tanto, si damos por verdad esas afirmaciones, dónde se está yendo ese presupuesto, a la sanidad privada. Y los contratos de médicos son precarios, de un mes, dos meses, contratos de emergencia, exprés, que contabilizan como si fueran indefinidos”.

Además, el parlamentario andaluz por Huelva ha alertado de que el decreto sobre la Atención Primaria que, debido a las protestas, el Gobierno de la Junta no llevó a término, el pasado 27 de julio fue aprobado, “un jueves previo al periodo vacaciones, cuando nadie se ha percatado de ello”. Según ha asegurado, el decreto, entre otras cuestiones, recoge “un acuerdo con las mutuas privadas para que sean las que en adelante tramiten las bajas por contingencias comunes, es decir, no solo cursarán las bajas laborales, sino que asumen el servicio que hasta ahora nos hace nuestro médico de familia en el centro de salud, a quien privan de esa competencia”.

Los socialistas denuncian que todo es una “estrategia que desarrolla una forma de gobierno que busca la privatización”. Por tanto, “reclamamos lo que nos parece de justicia, porque vivimos un Gobierno de Moreno Bonilla que tiene dos claves publicitarias de la sanidad: el que más invierte en la sanidad, y el que más médicos ha contratado. Los médicos que enferman no son sustituidos. En muchos casos, ni los compañeros pueden cubrirlos. La solución: no atender a la gente, dejar el servicio al descubierto, cerrar el centro de salud, como ocurrió el domingo en Punta Umbría, ayer y hoy en Corrales, y en Huelva capital, una ciudad de 150.000 habitantes, tenemos un solo un centro de salud abierto para los habitantes y los visitantes. En el Andévalo pasan a tener un médico solo dos horas al día, hay servicios como el de Odontología en Gibraleón que no llega”.

Enrique Gaviño ha señalado que “las afirmaciones de Morenos Bonilla chocan con la realidad. Se van más médicos de los que están contratando, porque no ofrecen contratos dignos, ni condiciones laborales dignas, no son atractivos los destinos ni las plazas, sobre todo de Atención Primaria, no pueden llegar a plantearse una vida aquí, asentarse en nuestra tierra”. Según el Consejo Médico de Andalucía “solo en 2022 se fueron 507 profesionales de nuestra comunidad con destino a la sanidad privada o a otras comunidades”.

Para terminar, “si de verdad hay tanto dinero, Huelva está siendo la gran olvidada”, ha denunciado. El Partido Popular lleva cinco años gobernando y “seguimos reclamando el Materno Infantil, que de nuevo vuelven a proyectar para darle otra patada en el tiempo. Se desmontó la unidad de ictus y se mintió diciendo -ha relatado- que iban a contratar dos neurólogas para cubrirlas, a las que ofrecen contratos basura, una de ellas renunció y la otra estará a punto. No les interesa, una unidad que tiene el doble dolor de ser Huelva la tierra de España donde más ictus hay cada día, tres diarios, 500 al año y el Gobierno más cercano no responde a ello”.