La sanidad pública de Huelva necesita reforzarse y prepararse ante un posible rebrote en los próximos meses

Mié
5
Ago

La Atención Primaria se ha convertido en un verdadero “desastre” que deja a la ciudadanía completamente desprotegida


La sanidad pública se encuentra “desatendida” por parte del Gobierno de Moreno Bonilla que lejos de invertir, reforzarla y hacer una planificación para estar preparados ante un posible rebrote del COVID-19 en los próximos meses, mira hacia otro lado, la ningunea. Y todo ello, a pesar de recibir 600 millones de euros del Gobierno central, el doble de lo que se ha gastado en Andalucía, y que debería destinarlos a reforzar las plantillas, a nuevas contrataciones de profesionales de la sanidad y a abrir los centros de salud que mantiene cerrados por las tardes.

En esta línea, la parlamentaria andaluza por Huelva María Márquez ha reprochado al Gobierno de la Junta de Andalucía que continúe desmantelando y privatizando la sanidad pública andaluza con la excusa del coronavirus. Continúa con la hoja de ruta de antes de la pandemia porque la ven como una oportunidad de negocio y van a contratar intervenciones y pruebas diagnósticas a la sanidad privada, en lugar de contratar a más personal en centros de salud y hospitales públicos y reducir las listas de espera para reforzar estos centros del SAS.

Asimismo, ha mostrado su preocupación por la falta de planificación que hay en este momento ante la situación extrema que nos podríamos encontrar en otoño. Es inadmisible que el presidente de la Junta desatienda la sanidad pública en vez de reforzarla con medios y contrataciones de profesionales para estar preparados.

Atención Primaria

Según Márquez, Moreno Bonilla y su gestión están convirtiendo la Atención Primaria en un verdadero “desastre”. Es casi imposible pedir una cita con el médico de cabecera, con teléfonos que no responden, citas telefónicas para dentro de semanas, y citas presenciales prácticamente imposibles.

El problema con la Atención Primaria cada día está más agravado, especialmente en las zonas costeras donde ha aumentado mucho la población estos meses de verano y en municipios del entorno rural que no cuentan con servicios de urgencias, por tanto, se encuentran desprotegidos.

En muchos pueblos de la provincia como San Bartolomé de la Torre, Escacena del Campo, Paterna del Campo, El Rocío, Villanueva de las Cruces, El Almendro, Minas de Herrerías (de Puebla de Guzmán), La Granada de Riotinto, La Nava, Santa Ana La Real y Mazagón, se realizaron recortes tanto de médicos como de servicios de urgencias por la pandemia pero en la mayoría de ellos aún no se han repuesto. “Ello demuestra que el PP aprovecha la excusa del COVID19 para meter la tijera y dejar a muchas personas desprotegidas en sus pueblos”, ha apostillado.

 

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Puedes aceptar su uso, cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar