Productores de frutales y frutos de cáscara de Huelva recibirán una ayuda extraordinaria del Gobierno de España por la sequía y la guerra

Sáb
11
Nov
2023

La provincia se encuentra recogida en una de las zonas de afectación media de la sequía establecidas en la Orden de 20 de julio de 2023, lo que, a juicio de María Luisa Faneca, denota el compromiso y el rigor de Pedro Sánchez con el sector

 

Productores de frutales y frutos de cáscara de la provincia de Huelva recibirán una ayuda extraordinaria del Gobierno de España para compensar su situación derivada de la sequía y del conflicto bélico en Ucrania.

Así lo ha asegurado la diputada nacional por el PSOE de Huelva y secretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Ejecutiva Regional del PSOE-A, María Luisa Faneca, “al encontrarse la provincia onubense recogida en una de las zonas de afectación media de la sequía establecidas en la Orden de 20 de julio de 2023”.

Faneca ha indicado que “estos productores onubenses se encuentran, por tanto, entre los 15.820 de Andalucía que percibirán esa ayuda del Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que alcanza los 22,2 millones de euros, y cuyo pago se iniciará en la segunda quincena de diciembre”.

La diputada onubense ha señalado que “esta ayuda extraordinaria se concede de oficio a las superficies de frutales, y comprende los cultivos de frutales de pepita, de hueso, tropicales y/o cítricos, y/o de frutos de cáscara que hayan percibido ayudas directas en la campaña de la Política Agraria Común (PAC) 2023.

Las ayudas se conceden en los casos en los que el importe a percibir resulte igual o superior a los 200 euros, y hasta un máximo de 70 hectáreas por beneficiario, en las que se prioriza la superficie de frutales.

Al ser Huelva una de las provincias recogidas dentro de la zona de afectación media, se establece un importe unitario de 135,45 euros por hectárea para frutales y de 45,31 euros por hectárea para frutos de cáscara, explotaciones declaradas en la campaña 2023.

Esta ayuda se estableció mediante el Real Decreto-ley de 11 de mayo, por el que se adoptan medidas urgentes en materia agraria y de aguas en respuesta a la sequía y al agravamiento de las condiciones del sector primario derivado del conflicto bélico en Ucrania y de las condiciones climatológicas, “lo que deja patente el compromiso, la diligencia y el rigor del Gobierno de España para ayudar al sector agrícola, frente a un PP en la Junta que anuncia, promete y, después, son incapaces de desarrollar ni ejecutar cualquier tipo de ayuda, ya sea con fondos propios o externos”.

“El compromiso del Gobierno de España con hechos es evidente. Son múltiples las ayudas que durante estos años se vienen otorgando al sector agroalimentario, muy afectado por estas crisis, y que necesita del apoyo claro, explícito y riguroso de todas las administraciones”, ha concluido.