PSOE dice que Huelva es «el banco de pruebas» de la Junta para «recortar la sanidad pública a favor de privada»

Lun
13
Feb
2023

Enrique Gaviño pide a Moreno Bonilla que deje la Unidad de Ictus tal y como lo dejó el anterior Gobierno socialista con 14 neurólogos

El parlamentario andaluz y portavoz del PSOE de Huelva, Enrique Gaviño, ha lamentado este lunes que la Junta de Andalucía «parece que pone en práctica en esta provincia un banco de pruebas de cómo recortar la sanidad pública permanentemente para conseguir incrementar el negocio en la privada», por lo que ha señalado que «se teme» que es «lo que quieren hacer con los enfermos de cualquier tipo de patología neurológica» en referencia al «desmantelamiento de la Unidad de Ictus».

Así lo ha manifestado Gaviño en rueda de prensa, junto a otros representantes socialistas en la entrada del recinto del Hospital Juan Ramón Jiménez, en donde ha criticado que «se haya dejado de tener» esta unidad, así como que «el Gobierno del PP se esté encargando de equivocar a la gente contándole medias verdades», indicando que de facto la Unidad de Ictus, «como tal, no ha desaparecido» porque «eso requiere un ejercicio de voluntad» y «depende de que alguien diga que se elimine de los papeles y no lo han dicho» pero «sí de hecho han dado todos los pasos para que esta unidad se desmonte».

«Esta unidad fue parte de la herencia que dejamos los socialistas durante el último mandato en la Junta y se creó en 2018 con 14 profesionales, ocho que ya estaban en estructura y otros seis neurólogos que vinieron a Huelva para crearla y con el compromiso, además, de darle una estabilidad laboral, algo que Moreno Bonilla no ha cumplido y se ha saltado a la torera y ha llevado a que estos seis neurólogos hayan buscado otros destinos con más estabilidad laboral, con más garantías y con más dignidad en el ejercicio de su profesión», ha subrayado.

Por ello, el socialista ha apuntado que esto «ha llevado a que nos encontremos con la situación que tenemos a día de hoy en la Unidad de Ictus» que «existe como tal, porque es un nombre que está ubicado en el hospital, pero que no tiene personal para atenderlo» porque «quedan ocho neurólogos en esta unidad, de los cuales dos están con reducción de jornada y uno de baja laboral» por lo que «hay cinco para atender las consultas y las urgencias para una población de 500.000 habitantes con los que cuenta la provincia».

En este punto, ha vuelto a criticar el «agravio comparativo» con las demás provincias «en las que existen más unidades de ictus a las que no se les ha quitado el personal».

«En Huelva necesitamos la Unidad de Ictus, que es la que garantiza la atención en las consultas y tenemos ya 6.500 pacientes en listas de espera, lo que supone un 70% de incremento desde diciembre de 2021, que están esperando una media de 13 meses, llegando en algunos casos a los 18 meses para una primera consulta, con patologías tan importantes como puede ser el parkinson, la esclerosis múltiple o el Alzheimer», ha señalado.

En este punto, Gaviño ha recriminado al PP que «no puede continuar con ese discurso del engaño» y con «la media verdad de que no se ha quitado la Unidad de Ictus, tomándole el pelo a la sociedad onubense», toda vez que ha apuntado que la situación en las urgencias de neurología «es mucho más grave» porque «ahora cuando se produce un accidente cerebrovascular, la solución que ha puesto la Consejería de Salud y que apoya el PP de Huelva es decir que no se quita la unidad y que van a contratar a una persona para suplir a seis» y que «tenemos el sistema de teleictus».

Con respecto a este sistema, el parlamentario socialista ha reseñado que «funciona en el resto de Andalucía como un sistema complementario» pero que «para nada puede ser la respuesta que requieren los ciudadanos de Huelva ante estas urgencias», teniendo en cuenta que en la provincia «se producen entre dos y tres casos de ictus al día, lo que supone 900 casos al año», siendo «una de las provincias con mayor incidencia proporcional en cuanto a accidentes cerebrovasculares».

«Eso significa que necesitamos una atención inmediata y urgente porque esto es una enfermedad tiempo-dependiente. Si tenemos una unidad de ictus, la atención se garantiza en un máximo de 45 minutos. Sin ella, la atención se alarga hasta los 120 minutos», ha explicado.

A este respecto, ha indicado que «una de las consecuencias de ello es que al tratar el ictus a partir de la sexta hora desde que se produce ya los tratamientos dejan de ser eficaces». «Con lo cual, si en seis horas tenemos que poner toda la medicación tenemos que perder dos horas y nos tienen que atender por el teleictus, nos están condenando a tener un 33% menos de posibilidades, o de sobrevivir o no están regalando un 33% más de posibilidades de padecer secuelas incapacitantes».

 

«DESMANTELAMIENTO DE LA SANIDAD EN HUELVA»

El parlamentario andaluz ha aseverado que «estamos padeciendo un desmantelamiento de la sanidad en Huelva en cuanto a recursos personales y materiales y en cuanto a las distribuciones del trabajo, a los protocolos que se marcan por parte de la dirección».

«Los recursos en esta provincia para la Atención Primaria y hospitalaria están mermándose en Huelva día a día en una estrategia clara de beneficiar a la privada y derivar cada vez más recursos a la misma para atender lo que es básico y debe ser atendido desde lo público».

Por todo ello, Gaviño ha subrayado que el PSOE «no va a consentir que el PP haga esto con los ciudadanos de Huelva», toda vez que ha reiterado que esta formación «está mintiendo a la población» y ha ofrecido a Moreno Bonilla «una solución muy fácil, como es ofrecer contratos estables a los neurólogos que estaban prestando el servicio en Huelva» y le ha preguntado al presidente de la Junta si «puede garantizar que la provincia tenga un neurólogo con asistencia presencial las 24 horas del día los 365 días del año como en el resto de Andalucía». «Que nos traten con la misma dignidad que ya teníamos desde agosto de 2018».

Por otra parte, el socialista se ha dirigido al PP de Huelva señalando que «ha demostrado cuáles son sus prioridades» y que «en absoluto lo es la ciudadanía onubense» al «repetir el mismo mantra de la consejera» de que la Unidad de Ictus continúa en funcionamiento «tras lanzar la delegada de Salud, Manuela Caro, el SOS pidiendo neurólogos».

«El PP de Huelva tiene una prioridad que es su propio gobierno y su partido y para nada lo es esta provincia ni sus vecinos», ha remarcado Gaviño antes de lanzar un llamamiento a la sociedad «para que se levante y grite alto que no quiere que el PP le avasalle más y que no va a dejar pisotear sus derechos, algo en lo que el PSOE va a estar al lado de todos los ciudadanos».

(EP)