El PSOE asegura que la Junta «priva» a los niños con necesidades especiales de «una educación inclusiva»

Jue
30
Nov
2023

La diputada provincial del PSOE de Huelva Pepa González Bayo ha criticado la falta de recursos para atender a estos menores, a quienes se les niega el derecho a asistir a clase en igualdad de condiciones con el resto del alumnado y se les obliga a permanecer en sus casas

La diputada provincial del PSOE de Huelva en la Diputación Pepa González Bayo ha lamentado este jueves que la Junta de Andalucía «prive» a los niños con necesidades especiales de «una educación inclusiva» por «falta de profesionales» en los centros educativos andaluces, por lo que su formación se suma a las reivindicaciones de los padres de esos niños, «que el próximo día 4 de diciembre a las 09,00 horas se concentrarán en las puertas de sus centros».

Así lo ha manifestado González Bayo en una rueda de prensa, en la que ha criticado «la falta de recursos para atender» a estos menores y ha destacado que se trata de «un derecho» de que «se está privando a unos niños», que «en muchas ocasiones se tienen que quedar en sus casas porque la falta de estos profesionales hacen inviable su asistencia al colegio» y que se trata de una «cuestión ideológica del PP».

«El gobierno de Juanma Moreno está condenando a esos niños a encerrarlos en sus casas, privándolos de la educación, y sus padres se niegan a ello», ha dicho antes de subrayar que «estamos hablando de padres y de madres que no tienen recursos para irse a un centro privado y a poder pagar ese recurso que es bastante caro. Por eso le pedimos al Gobierno de la Junta que escuche a esos padres».

En este punto, la diputada provincial ha explicado que en su municipio, Cartaya, hay «más de cien niños con necesidades especiales que se ven obligados en algunas ocasiones a no poder asistir al centro porque no hay profesional que les atienda», algo que ha tildado de «gravísimo» Esto es gravísimo porque los padres se encuentran en una situación en la que, en la mayoría de las ocasiones se encuentran en la situación de buscar centros a principios de curso para ver cuáles son los que tienen profesionales que atiendan a estos niños».

«Puede ser que lo tenga dentro de su ámbito, puede ser que esté dentro de su pueblo, o puede ser que tenga que trasladarse a una capital o a otro sitio y esto conlleva en ocasiones la pérdida de trabajo de la madre, si la madre tiene que ir todos los días fuera de su ámbito, de su domicilio, a llevar a su hijo al colegio y a recogerlo, o conlleva que ese niño no tenga futuro y una vida propia, porque la educación inclusiva lo que busca es que todos los ciudadanos tengamos futuro, tengamos una vida plena y podamos encontrar un trabajo», ha señalado.

La socialista ha afirmado que la forma de «dar un futuro» a esos niños con necesidades especiales es «con el apoyo desde las instituciones», por lo que «clamamos y alzamos la voz junto a los padres y a las madres para que el Gobierno de la Junta los escuche» y «dote a los centros educativos de personal especializado».

«Y también nos hacemos eco de las reivindicaciones de ese personal que ahora mismo realiza estas funciones, 170 en la provincia de Huelva, que se sienten frustradas», ha manifestado, al tiempo que ha indicado que uno de estos profesionales le explicaba «hace unos días» que «era imposible atender la demanda que tiene en mi colegio porque solo tiene un contrato de 15 horas y hay un número de niños y de niñas que necesitan ser atendidos y se sentía frustrado y, encima, le pagan mal y tarde».

Por eso, ha reiterado el «apoyo» del PSOE a «los padres y madres» de esos menores y «a los trabajadores, que están siendo maltratados ahora mismo por el Gobierno de Juanma Moreno», toda vez que ha enfatizado que esto son «medidas ideológicas del Partido Popular, con las que vienen a destruir toda la red social que hace que una sociedad prospere y tenga ciudadanos con futuro» y que «con ese ascensor que es la educación, lleguemos a tener una sociedad igualitaria», por lo que «esta merma de servicios, que son fundamentales, es muy perjudicial para la sociedad».