El PSOE de Punta alerta que el pliego de condiciones del SAPU 5 recoge instalaciones sin documentación que puede crear inseguridad jurídica y económica al pueblo e inversores

Mié
20
Mar

Jesús Ferrera señala que “no le sorprende el pacto de UPU-PP, pero sí que el PP votara en contra en el pleno el 7 de febrero, donde pidió más de 45 millones de euros como punto de partida, y permite ahora que el Ayuntamiento ingrese con esta venta solo 20,5 millones de euros, por lo que algo huele mal”

 

El secretario general del PSOE de Punta Umbría, Jesús Ferrera, ha advertido que el actual pliego de condiciones del SAPU 5 recoge instalaciones que no figuran en el expediente, de las que no hay documentación, “lo que nos genera muchas dudas y puede crear indefensión e inseguridad jurídica tanto al inversor como al Ayuntamiento, puesto que se está vendiendo algo de lo que no existen documentos”.

Así, Jesús Ferrera ha alertado de dos posibles irregularidades “que el comprador que venga a interesarse por el SAPU 5 tiene que conocer y, curiosamente, no se hace referencia a ninguna de ellas. La primera, es que el SAPU5 tiene una parte del terreno que se pone en venta que está afectado por suelo de alto valor arqueológico, lo que significa que la Junta de Andalucía, a través de la Delegación Provincial de Cultura, tiene que estar pendiente de qué es lo que se va a hacer ahí, por tanto, hay que pedirle permiso sobre lo qué se va a hacer e informar antes de mover un gramo de tierra”.

Sobre la segunda cuestión, Jesús Ferrera ha mostrado su preocupación, “y es que en el pliego de condiciones se establece la construcción de un puerto deportivo, pero en el expediente no figura ningún documento ni nada que avale que se ha pedido la solicitud de autorización para poder tramitar ese puerto deportivo, ni consta por parte de la Administración competente ninguna autorización sobre el mismo”.

“Por lo tanto, -ha avisado el socialista- se pueden meter en un lío, en ese afán de Hernández Cansino de sacar esto rápidamente y puede generar una indefensión a los intereses del Ayuntamiento y de los intereses del pueblo de Punta Umbría, ya que si alguien viene sobre algo que le estamos vendiendo que no cumple con la legalidad vigente nos puede denunciar por falso documento, porque no existe ningún papel que avale el puerto deportivo y figura en el pliego de condiciones. Y cuidado, también, a esos posibles inversores que se pueden meter en un lío bastante grande”.

El secretario general ha incidido en que “esto que es lo que queremos resolver para que tengamos un proceso legal, tranquilo y seguro” y ha enfatizado que la postura del PSOE con respecto a la venta del SAPU 5 es clara, “que se explique qué va a pasar con el puerto deportivo, que se especifique claramente que estamos en un suelo de alto valor arqueológico, que se complete fuera de estas instalaciones una nueva ubicación, de común acuerdo con los actuales concesionarios, tanto para el picadero Costa de la Luz como para el campo de motocross y que se financia con la venta de los terrenos del SAPU5; y que la venta de estos terrenos no sea nunca inferior a menos de 30 millones de euros.

Con respecto al pacto entre UPU y el PP, Jesús Ferrera ha indicado que “no le sorprende”, pero lo que sí le ha sorprendido es que en el pleno del pasado 7 de febrero, “el PP votara en contra de la aprobación del SAPU5, porque en ese pleno el PP pidió que este proyecto no se aprobara hasta que no se pusieran encima de la mesa como punto de salida para la venta de este terreno 38 millones de euros y la urbanización aparte, que estaba tasada en más de 7 millones de euros, por tanto, el PP pidió en ese pleno más de 45 millones de euros”.

“Y ahora nos encontramos con este acuerdo, no entendemos por qué votaron en contra para hacer este paripé en el día de ayer, ya que, si el PP pidió 38 millones más la urbanización aparte, cómo permite ahora que el Ayuntamiento ingrese con esta venta solo 20,5 millones de euros, si les quita a esos 33 millones de euros el 21% del IVA, más la urbanización.  Esto quiere decir que han montado un circo diciendo una cantidad, que al final no las respetan ni ellas mismas”, ha aseverado.

Por último, Jesús Ferrera ha señalado que “esto se lo podrían haber evitado y haber aprobado el SAPU5, el 7 de febrero, porque ahora es cuando de verdad tenemos sospechas de algo que huele mal”.