El PSOE establecerá por ley los tiempos máximos de espera para ser operado, para pruebas diagnósticas o ser atendido en consultas

Mar
11
Jul

María Eugenia y Gabriel Cruz mantienen un encuentro en Minas de Riotinto con representantes de la plataforma de trabajadores del hospital comarcal, en defensa de la sanidad pública frente a la política de recortes del PP

 

El PSOE establecerá por ley los tiempos máximos de espera para ser operado, para pruebas diagnósticas o ser atendido en consultas. Un compromiso de los socialistas que la secretaria general del PSOE de Huelva y candidata número uno al Senado, María Eugenia Limón, y el candidato número uno del Congreso, Gabriel Cruz, han resaltado en el encuentro que han mantenido con representantes de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del Hospital de Riotinto para abordar los problemas que atraviesa este centro hospitalario que da servicio a tres comarcas de la provincia, la Sierra, el Andévalo y la Cuenca Minera.

Limón ha dicho que el PSOE “defiende la sanidad pública, universal y gratuita frente a un PP que ve la sanidad como un negocio”. También a los profesionales, a los que ha agradecido el “enorme esfuerzo y lo que han sufrido para dar el mejor servicio y mantener y defender la sanidad pública”.

Del mismo modo, se ha pronunciado el candidato al Congreso, Gabriel Cruz, quien ha enfatizado que “hablar de sanidad es hablar de defender los derechos más importantes que tenemos como ser humano, el derecho a tener una vida saludable y una atención necesaria”.

Por ello, María Eugenia Limón ha reprochado la política de recortes en sanidad del PP en la Junta con el cierre de plantas, cierre de servicios, cierre de puntos de urgencias, cierre de centros de salud en las zonas rurales, que se viene sucediendo, y ha denunciado que “ese es el modelo si el 23 de julio no apostamos por un gobierno que avance y nos dé derechos en vez de quitárnoslos”.

De hecho, Cruz ha indicado que “si algo simboliza la situación que se está viviendo en la sanidad es, seguramente, el hospital de Riotinto, un hospital comarcal que nace en los años 80 como una reivindicación para tener esa asistencia, de la que ahora adolecemos, que se pone en marcha por un compromiso de los gobiernos socialistas y que, ahora mismo, como el resto de la sanidad pública en general, está amenazada por una política depredadora de privatización y de abandono de los servicios públicos con una desatención absoluta”.

Así, se ha referido a hechos, como denunciaban desde la Asociación de la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica), que el tiempo medio de espera para un primer diagnóstico era de quince meses, “cuando estamos hablando de una enfermedad extremadamente grave y es fundamental un diagnóstico precoz. Y para las pruebas primeras, para un diagnóstico, tres años. O el hecho de la desaparición de la unidad de Ictus en Huelva, o que los chares siguen en fase de paralización y no terminan de abrirse; mientras se derivan recursos a la sanidad privada”.

María Eugenia Limón ha resaltado el compromiso del Gobierno de España con la sanidad pública, destacando los “más de mil millones de euros que ha destinado para el refuerzo de la atención primaria, pero, sin embargo, el PP en el Gobierno andaluz ha desviado 200 millones al Virgen Bella de Lepe, un hospital privado con una cartera de servicios muy pobre y después de pasar la tarjeta de crédito deriva al Hospital Juan Ramón Jiménez a los pacientes”.

Es por ello que la candidata socialista ha querido subrayar “el esfuerzo enorme del Gobierno de España, por mejorar la cartera de servicios y la atención a la ciudadanía, hablamos de más plazas de profesionales, más inversión. Los hospitales Juan Ramón Jiménez, Infanta Elena y el hospital comarcal de Riotinto se están beneficiando del programa de modernización de equipos de alta tecnología sanitaria con más de 9,3 millones de euros de inversión, de los cuales 750.000 euros han sido, precisamente para el de Riotinto. Asimismo, se ha registrado una subida de plazas MIR en un 20%, mientras que el Gobierno de Mariano Rajoy la bajó en un 3%”.

El PSOE ofrece en su programa la Ley de Tiempos, “estableciendo por ley unos tiempos máximos de espera en el Servicio Nacional de Salud de 120 días para intervenciones quirúrgicas, 60 días para consultas externas especializadas, y 30 días para pruebas complementarias, con independencia del lugar de residencia del ciudadano; y para los menores de 21 años que precisen atención en salud mental, tendrán su cita en menos de 15 días”.

María Eugenia Limón ha destacado que “si le unimos el derecho al olvido oncológico, algo que viene a dar dignidad a las familias que necesitan que quiten de su currículum sanitario que han pasado un cáncer para hacer frente a una hipoteca; que los menores con problemas oftalmológicos tengan ayudas para gafas y lentillas, o que las familias con algún miembro con celiaquía puedan afrontar la cesta de la compra, vemos que son dos modelos diferentes: el PSOE, sanidad pública, el PP, negocio y recortes”.

Por todo ello, la candidata socialista al Senado se ha dirigido a los vecinos y vecinas de Riotinto y de la Cuenca Minera para trasladarles un mensaje: “Si el próximo 23 de julio quieren tener un gobierno que avance, que nos ayude a tener una sanidad pública, deben votar al PSOE”.

Gabriel Cruz ha enfatizado que “las personas necesitamos tener esa garantía de una prestación de los servicios sanitarios. Y ese es el compromiso del Partido Socialista, vamos a llevar al BOE y convertir en Ley la garantía de la reducción de los tiempos de espera en unos términos razonables; así como la apuesta de recursos necesarios para poder atender esas necesidades que tenemos en materia sanitaria y acabar con el desmantelamiento”.

“El compromiso del PSOE es el de los servicios básicos y fundamentales como la salud, que tiene que estar protegida. Eso lo garantizamos los socialistas y eso es lo que vamos a votar el día 23 de julio, decidir si queremos apostar por la ampliación, calidad y dotación de los servicios, por una sanidad pública que llegue a todo el mundo, universal y gratuita o no. Solamente, aquellos que tengan capacidad de pagarse un seguro privado tendrán en tiempo las pruebas necesarias para acceder a los diagnósticos o simplemente los demás tendremos una sanidad de última división. Eso es lo que nos jugamos y, por tanto, que seamos conscientes de que es el Partido Socialista el que garantiza la sanidad pública, universal y gratuita”, ha concluido.

Por su parte, la portavoz de la plataforma de trabajadores del Hospital de Riotinto, Purificación Ruiz, ha agradecido a los representantes socialistas que hayan acudido a escuchar sus reivindicaciones y ha incidido en que siguen moviéndose por una sanidad pública y por los servicios que se están perdiendo en el hospital. “No nos podemos quedar parados ante la falta de cobertura y de especialidades”, ha dicho.

Por ello, ha indicado que volverán otra vez a hacer hincapié a la delegada territorial y a la gerencia para que se reúnan con los trabajadores, “y buscar una solución viable a esta situación, porque queremos volver a la calidad que tenía antes este hospital en 2019 y 2020, que se ha ido perdiendo; por lo que no nos vamos a rendir”.