El PSOE exige a la Junta de Andalucía respuestas a las reiteradas peticiones del alcalde de Nerva para abordar la situación del vertedero

Mié
20
Abr

Miguel Ángel Curiel pide a Carmen Crespo que no mire hace otro lado y cierre una reunión para tratar la clausura de la planta

El secretario de Medio Ambiente y Política Forestal de la Ejecutiva Provincial del PSOE, Miguel Ángel Curiel, ha criticado a la Junta de Andalucía por la dejadez y falta de responsabilidad ante las peticiones reiteradas del alcalde socialista de Nerva, José Antonio Ayala, para mantener un encuentro con la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, y abordar la situación del vertedero en el municipio.

En esta línea, Curiel ha exigido a la consejera del ramo que, de una vez por todas, se cite con este alcalde que lo único que quiere es el bienestar para los vecinos y vecinas de su pueblo. En cambio, – ha reprochado- la Junta en lugar de prestar disposición para dar respuestas a este problema está permitiendo más llegada de residuos del extranjero. Una situación que Curiel ha calificado de “insólita”.

Según el socialista, el Gobierno de la Junta tiene las competencias exclusivas en materia de medio ambiente, de residuos tóxicos y peligrosos, por tanto, es la administración que debe tomar las decisiones ante el presente y el futuro del vertedero para el cual “tanto la ciudadanía como el propio Partido Socialista queremos –ha dicho- el cierre responsable de las instalaciones, garantías para los trabajadores de la planta y una compensación para el municipio”.

En este sentido, Curiel pide a Carmen Crespo que no mire hacia otro lado y cierre una reunión para tratar el cierre de la planta, porque “es urgente que atienda ya las peticiones del alcalde de Nerva, el pueblo no debe seguir sufriendo las consecuencias de un gobierno que echa balones fuera y no responde a los problemas de la ciudadanía”.

Por su parte, el alcalde de Nerva ha considerado “vital” que la Junta se siente a negociar por el bien de la ciudadanía que lleva soportando las consecuencias de este vertedero desde hace 25 años; y que ahora “consideramos que toca ponerle punto y final, por tanto, se tiene que poner una solución de compensación histórica a este municipio porque esas miles de toneladas suponen un hándicap para cualquier tipo de desarrollo en nuestra localidad”.