El PSOE exige al Gobierno de la Junta que atienda la demanda de plazas en residencias de mayores

Jue
7
Abr

La secretaria de Políticas Sociales de la Ejecutiva Provincial, Mercedes López Carrión, denuncia que actualmente hay en Huelva más de 4.700 personas en lista de espera debido al déficit existente


La secretaria de Políticas Sociales de la Ejecutiva Provincial, Mercedes López Carrión, ha lamentado hoy que el Gobierno de la Junta de Andalucía, que ha recibido a fecha de 28 de febrero de este año 28.969 solicitudes, tiene actualmente en lista de espera en la provincia de Huelva “un total de 4.732 personas, de las que 2.826 están pendientes de valoración y 1.906 ya valoradas que no acaban de recibir su derecho a ocupar una plaza porque hay un déficit inadmisible”. De igual modo se ha extrañado de que “en los dos primeros meses de este año solo hayan sido atendidas en toda la provincia 119 personas, ni siquiera llega a dos diarias”.

López Carrión, que ha hecho unas declaraciones ante las puertas de la Residencia para Personas Mayores de la barriada de La Orden de la capital, ha lamentado que Andalucía sea la comunidad autónoma con mayor carencia de plazas en residencias para mayores de 65 años. “Las plazas de financiación pública, que son las que garantizan el acceso a este servicio de todas las personas que lo necesiten, sólo constituyen 2,5 por cada 100 mayores de 65 años, es decir, se está cumpliendo sólo la mitad de la ratio aconsejable. Unas 100.000 personas con el grado II y III de dependencia reconocido están a la espera de recibir alguna de las atenciones a las que tienen derecho”, ha lamentado.

Los datos arrojan que existe un “gran abandono” a las personas mayores que esperan que se resuelva el procedimiento administrativo por el cual puedan optar a la ayuda que la Ley marca. De este modo, el tiempo de espera está cifrado “en 421 días, según ha remarcado, lo que resulta de todo punto inaceptable, porque muchas personas llegan a fallecer durante este laberinto burocrático sin obtener respuesta, ayuda, cuidados y con la dignidad mermada en los últimos años de sus vidas”, ha dicho Mercedes López Carrión.

La secretaria de Políticas Sociales de la Ejecutiva del PSOE onubense ha especificado que “estas declaraciones no son una ligereza ni una exageración, sino que están basadas en los datos reales que maneja la Administración, por los que sabemos que más de 10.000 andaluces -más de 300 onubenses- solicitantes murieron en sus casas atendidas con recursos privados o con otro tipo de recursos públicos mientras esperaban un ingreso en una residencia”. Ello indica, ha incidido, que el acceso a un geriátrico público “se hace cada vez más difícil y en peor situación de salud, lo que tiene su reflejo en las bajas por fallecimiento y, aunque no es lo habitual, viene ocurriendo con demasiada frecuencia que cuando los servicios sociales comunican a una persona mayor o a sus familiares la disposición de una plaza, la persona solicitante haya fallecido”.

Mercedes López ha insistido al presidente de la Junta, Moreno Bonilla, para que ponga todos los medios a su alcance, “que no son pocos, ya que la Administración autonómica recibe financiación del Estado para este fin, de tal manera que uno de cada tres euros destinados a Dependencia en Andalucía proceden de recursos directos del Gobierno de España”. La socialista ha pedido también al presidente autonómico que atienda la petición de las trabajadoras de ayuda a domicilio, que están solicitando una subida en su salario que se adecue al trabajo que realizan.

Los socialistas onubenses critican, por último, que la Ley de la Dependencia “nunca contó con el apoyo del Partido Popular y en los primeros años de su recorrido, el anterior Gobierno socialista de la Junta tuvo que sacarla a pulmón por falta de inversión del Estado cuando gobernaba Mariano Rajoy, que solo financiaba el 18 por ciento del gasto total, cuando ahora, el Gobierno de Pedro Sánchez financia hasta un 30 por ciento. Esa es la diferencia –ha dicho- entre las políticas del PP y las del PSOE”.