El PSOE recoge las reivindicaciones del pequeño comercio y pide a la Junta que los escuche poniendo en marcha un plan de apoyo

Mié
13
Abr

Representantes socialistas mantienen un encuentro con los responsables de la Asociación Huelva Comercio


El pequeño comercio considera imprescindible que se abogue y apueste desde las instituciones por el comercio local y, en este sentido, consideran imprescindible la importancia de que se les escuche y que desde la Junta de Andalucía se ponga en marcha un plan de apoyo que sirva para dar respuesta a la recuperación del sector comercial, compuesta especialmente por pymes y autónomos.

Así ha quedado de manifiesto en una reunión que representantes del PSOE han mantenido con los responsables de la Asociación Huelva Comercio para recoger sus reivindicaciones y abordar los retos a los que se enfrenta el comercio en Huelva y, en especial, el comercio más próximo.

El senador onubense y portavoz de Comercio en la Cámara Alta, Jesús González, junto a la también senadora y secretaria de Economía Social, Autónomos y Comercio del PSOE de Andalucía, Pepa González Bayo, y la secretaria de Empleo, Autónomos, Emprendimiento y Economía Social del PSOE de Huelva, Syra Senra, han mantenido este encuentro con el presidente de Huelva Comercio, Antonio Gemio, el vicepresidente, Juan Antonio García, y el secretario, Daniel Caldentey, en el que los representantes socialistas se han comprometido a llevar nuevas iniciativas en interés del sector, principalmente al Parlamento de Andalucía, con las reivindicaciones para la mejora de este comercio más cercano.

A juicio del PSOE, “se evidencia un cambio de posicionamiento por parte del Gobierno andaluz en materia comercial que no está respondiendo a las necesidades de este sector que aglutina a más de 400.000 empleos en nuestra comunidad”. Es más, los socialistas señalan que “con las nuevas regulaciones puestas en marcha por el Gobierno de Moreno Bonilla se atacan directamente a los intereses del pequeño comercio”.

Así, medidas como la eliminación de controles para la implantación desaforada de grandes superficies que se recogen en el reciente decreto de simplificación administrativa “suponen un duro golpe para este sector comercial. Igualmente, la decisión de la Junta de Andalucía de aumentar los periodos de apertura en festivos, en verano y Semana Santa, acordada sin la conformidad de los pequeños comerciantes, no favorecen al comercio minorista y va a dejar al sector en una posición muy comprometida, en unos momentos en que son claves las medidas de apoyo al mismo para conseguir una recuperación de las ventas”, ha indicado el senador Jesús González.

Del mismo modo, “no se entiende tampoco la falta de sensibilidad del Gobierno andaluz con la reducción de las ayudas para los Centros Comerciales Abiertos”, una medida que ha sido criticada por los representantes del sector, que han pedido una rectificación de las mismas.

En contraste, los socialistas han querido poner en valor el “importante esfuerzo que desde el Gobierno de España se está haciendo en la nuevas líneas de comercio para mercados municipales, áreas comerciales y comercio no sedentario, así como para zonas rurales y turísticas, y que han supuesto en la convocatoria de 2021 más de 10 millones de euros de inversión en nuestra comunidad autónoma y de las que se ha beneficiado nuestra provincia con un total de 1.102.225 euros para la reforma del Mercado de Abastos de San Sebastián en la capital onubense”.

“Estamos hablando de un sector comercial que se ha tenido que enfrentar a una grave situación a causa del coronavirus, con cambiantes regulaciones en cuanto a aperturas y cierres derivados de las diferentes circunstancias sanitarias y picos de la pandemia, pero que se han asumido, no sin dificultades, en el importante papel que el comercio tiene en Andalucía y el compromiso con los clientes en unos momentos especialmente duros”, han subrayado.

Por ello, se ha incidido en este encuentro en la conveniencia de que desde las diferentes instituciones se apueste por el comercio local y al por menor, como mayor ejemplo de sostenibilidad y apego al territorio, siendo necesario ese apoyo mediante campañas de sensibilización y promoción de este comercio minorista mucho más cercano y profesionalizado, frente a las grandes plataformas, y donde los ayuntamientos pueden jugar un papel fundamental.

Igualmente, se han abordado las necesidades en materia de ayudas para el sector, la regulación de los períodos de rebajas o los instrumentos para conseguir una mejor digitalización para las pymes comerciales que se adapten a los nuevos hábitos de consumo, principalmente potenciado tras la pandemia.