El PSOE señala que la presión obliga a rectificar a Moreno Bonilla y a negociar una financiación justa con las universidades

Mar
29
Mar

Enrique Gaviño está convencido de que la derecha seguirá con su estrategia de acoso y derribo de los servicios públicos

El portavoz del PSOE de Huelva, Enrique Gaviño, ha señalado que Moreno Bonilla ha fracasado en su estrategia de destruir la universidad pública con un modelo de financiación “dañino” y “sin llegar a un consenso” con los rectores, intentando aplicar un reparto discrecional sin garantizar la suficiencia financiera de la Universidad de Huelva a la que le quitaba de un plumazo casi 10 millones de euros. En esta línea, el dirigente socialista ha incidido en que la rectificación que hace la Junta y dar el paso a negociar con los rectores es debido a la presión recibida para que en ningún caso se aplicara un modelo que podría abocar al cierre a universidades pequeñas como es el caso de Huelva.

Para Gaviño, “la universidad pública andaluza ha sido siempre sinónimo de calidad formativa, espacio para el encuentro y de igualdad de oportunidades y. por supuesto, un ascensor social”. Por tanto, “no vamos a permitir ningún retroceso, ni que acceder a la universidad dependa de la situación económica de las familias y, de esta manera, Moreno Bonilla cree desequilibrios poniendo en peligro el futuro de nuestra universidad porque este modelo rompe con el principio de equidad y convergencia dentro del Sistema Universitario Público Andaluz, generando grandes diferencias estructurales”.

Por ello, “nos preocupa enormemente esa agresión por parte de Moreno Bonilla a la universidad pública con la intención de llevar a cabo uno de los mayores recortes en democracia, 135 millones de euros en Andalucía, poniendo así en peligro la gratuidad de las matrículas, a pesar de que tiene 1.800 millones de euros que no quiere gastar”.

 

Al hilo de ello, el portavoz socialista se ha mostrado convencido de que Moreno Bonilla, en su apuesta por la universidad privada en detrimento de la pública, seguirá con su estrategia de “acoso y derribo” de los servicios públicos, como estamos viendo con la sanidad y la educación públicas.

“Las universidades son intocables”, ha concluido Enrique Gaviño, quien ha apuntado que, hace 40 años, los socialistas conseguimos el reto de impulsar un sistema educativo y universitario público que garantizaba la igualdad de condiciones y de oportunidades. Y hoy día “tenemos un sistema universitario público andaluz que es un referente nacional que aprovecha nuestro potencial y talento y apuesta por la investigación y la ciencia”.