Enrique Gaviño acusa a la Junta de «maltratar» al sector de la Enfermería de la sanidad pública para «favorecer» a la privada

Lun
1
Abr

El portavoz de la Ejecutiva Provincial del PSOE de Huelva y parlamentario andaluz mantiene una reunión con los representantes en Huelva del sindicato SATSE

 

El portavoz de la Ejecutiva Provincial del PSOE de Huelva y parlamentario andaluz, Enrique Gaviño, ha acusado a la Junta de «continuar» con «su estrategia de torpedear al sistema sanitario público para favorecer lo privado», y de «maltratar» al sector de las enfermeras y enfermeros, ya que se les está ofreciendo «contratos de días, algo a lo que se comprometieron a no hacer» y «se le está dotando de pocos recursos, mientras aumentan la partida para la privada».

Así lo ha puesto de manifiesto el socialista después de mantener una reunión con los representantes en Huelva del sindicato Satse, ya que, como ha insistido Gaviño, «la salud sigue siendo prioritaria para el Partido Socialista».

En este sentido, Gaviño ha acusado a la Junta de «continuar» con «su estrategia de torpedear al sistema sanitario público para favorecer lo privado», toda vez que ha lamentado que el Gobierno andaluz «está maltratando, literalmente, al personal sanitario público, concretamente a los enfermeros y enfermeras», ya que está ofreciendo «contratos de días, algo a lo que se comprometió que no iba a hacer cuando fuera presidente», puesto que «prometió mínimo contratos de seis meses y no los está cumpliendo».

Además, el socialista ha añadido que la Junta está dotando a estos profesionales «con pocos recursos» para poder ejercer su profesión, toda vez que ha señalado que «está sometiendo a enfermeros y enfermeras a una presión laboral insoportable». «De hecho, la Inspección de Trabajo ya ha abierto diligencias contra la Junta de Andalucía por la presión que están soportando el personal sanitario», ha añadido.

Por otro lado, Gaviño ha asegurado que en los presupuestos de la Junta «se demuestra su intención», puesto que a la partida sanitaria para el personal público «le dedica un incremento de un 0,1%, mientras que incrementa un 69% la dotación para los acuerdos con la sanidad privada».

Así, el socialista ha remarcado que el presidente andaluz lo que «está consiguiendo», a su juicio, es que el personal sanitario «se siente invitado a no participar en el sistema sanitario público, a irse o a la privada, donde no falta personal, o a otras comunidades autónomas».

«En el año 2023, en Andalucía se dieron de baja de los colegios profesionales de enfermería 1.800 profesionales. Esto es un problema grave porque provoca lo que vivimos todos los ciudadano: además de la saturación del personal, el colapso del sistema y de la atención primaria, que no puede responder a las necesidades de los ciudadanos, y que deriva después en la saturación de los servicios de urgencias y en la gran bola que son las listas de espera de Andalucía», ha aseverado.

Al respecto, ha subrayado que Huelva tiene «el triste honor de ser la peor provincia de toda España en cuanto a listas de espera», ya que se contabilizan «más de 83.000 onubenses, que es casi el 25% de la población, esperando a un especialista o a una operación». «Tenemos el triste dato de tener el hospital, el Juan Ramón Jiménez, con las peores cifras de listas de espera de cirugía de toda Andalucía, ya que tiene a casi 53.000 personas esperando a ser operadas, por lo que con diferencia es el centro hospitalario que más gente tiene esperando una operación, de largo sobre el segundo y el tercero», ha comentado.

«Estas son las consecuencias del Gobierno de Moreno Bonilla, atacando al personal e indirectamente atacando a los ciudadanos. Y el Partido Socialista, evidentemente, no vamos a parar de denunciarlo. Vamos a reunirnos con todos los agentes sociales del Servicio Sanitario Público de Andalucía, y vamos a reclamar lo que es de justicia, que el presidente de la Junta gire su política privatizadora de la sanidad pública, empieza a apostar por un sistema sanitario público y nos garantice a todos nuestros derechos a una sanidad pública universal, gratuita y de calidad», ha concluido.

Por su parte, el secretario provincial de Satse en Huelva, Antonio Botello, ha explicado que le ha transmitido al PSOE «las necesidades existentes de la provincia» y que el sindicato es «defensor a ultranza de la sanidad pública y de los derechos de los compañeros», por ello, en las últimas elecciones sindicales «han vuelto a refrendar el voto en el sindicato de enfermería, siendo la fuerza sindical más votada en la sanidad onubense y en la andaluza».

En este sentido, Botello ha subrayado como «principales preocupaciones» del sindicato las listas de espera y la desviación a los pacientes a la sanidad privada porque «son recursos que se detraen de la sanidad pública y que ayudaría mucho a paliar los déficits existentes en esta provincia» que «aunque llevamos tiempo acumulando diferentes deficiencias de infraestructuras sanitarias y de profesionales existentes, no por eso vamos a dejar de seguir solicitando lo que creemos que es de justicia tanto para nuestros compañeros como para los ciudadanos».

«Se debe dotar con muchísimos más recursos económicos tanto para infraestructuras como para profesionales para que Huelva salga de este pozo en el que está, situada dentro de la comunidad andaluza como la provincia con el menor número de profesionales e infraestructuras sanitarias, y todo eso redunda en la salud de nuestros ciudadanos», ha señalado.