Gaviño señala el “engaño” de la Junta al destinar a infraestructuras sanitarias solo un 3% de fondos propios en los presupuestos

Vie
11
Nov

El socialista subraya que en 2022 el nivel de ejecución de la Consejería de Salud a finales de septiembre es de un 16%, “por lo que muchos temas importantes para Huelva se van a ver abocados al olvido o postergados en el tiempo”

El parlamentario andaluz y portavoz de la Ejecutiva Provincial del PSOE de Huelva, Enrique Gaviño, ha reprochado hoy el “engaño de la Junta a la ciudadanía al destinar solo a infraestructuras sanitarias un 3% de fondos propios en los presupuestos, ya que el resto, el 97% lo dejan a lo que les mande el Gobierno de España y la Unión Europea”.

 

En rueda de prensa, junto a otros representantes socialistas, Enrique Gaviño ha manifestado que “con ese bajo nivel de compromiso con fondos propios para las infraestructuras sanitarias, entendemos que en Andalucía y, especialmente, en Huelva nos vemos con unos presupuestos para 2023 en los que no se pone ni un solo euro para el Chare de Aracena, ni para el de Bollullos, y una pequeña cantidad mínima para el Chare de Lepe que nos provoca pensar que, al final este chare va a tener todos los accesos y va a ser posible llegar hasta él, en carretera, ya tiene las dos rotondas, ya se está licitando la carretera, pero el hospital no va a estar rehabilitado como necesita, ni mucho menos con un mobiliario ni maquinaria, puesto que ya sabemos que se la llevaron para dotar al Hospital Militar de Sevilla”.

Por tanto, “estos presupuestos son un fraude, es muy diferente lo que se promete de lo que se presupuesta y de lo que, finalmente, se ejecuta. Promesas, presupuestos y ejecución no tienen nada que ver, algo que en sanidad es especialmente doloroso que se produzca algo así, ya que es la materia más sensible y, por tanto, debería de tener una respuesta seria en lo que se promete, en lo que se pone en los presupuestos y en lo que se ejecuta”, ha espetado.

“En este 2022, con datos de finales de septiembre, el nivel de ejecución de la Consejería de Salud es de un 16% en todas las políticas, por lo que muchos temas importantes para Andalucía y para nuestra provincia se van a ver abocados al olvido, al cajón o a postergarlos en el tiempo”, ha apuntado.

Asimismo, Enrique Gaviño ha ahondado, además, que “en el capítulo uno del presupuesto, en lo que el dinero para personal sanitario se refiere, la situación se agrava aún más porque aquella revolución que iban a hacer desde el PP, que prometieron para 2018 y que han vuelto a repetir en 2022, se queda en aguas de borrajas”.

Así, ha detallado que “en políticas de personal, el PP ha destinado un incremento para el próximo año de un 3,7% pero, si se analiza el presupuesto,  vemos que los derechos propios de los trabajadores, como pueden ser los quinquenios, los sexenios, derechos adquiridos, eso supone un incremento necesario del presupuesto de un 3,5%. Por tanto, si se incrementa solo un 3,7%, la realidad es que lo que apuesta el Gobierno de Andalucía por incrementar las políticas del personal sanitario es de un 0,2%”

Para el parlamentario andaluz, “todo esto refleja que no apuestan por los presupuestos públicos porque su apuesta va por transferir presupuestos a la privada; y eso es un gran engaño porque con la sanidad no podemos hacer negocio”.

“A ello se une el hecho de que nos tememos que los 12.000 sanitarios que se contrataron para refuerzo de la sanidad y a los que se les termina el contrato el mes que viene, en diciembre, posiblemente no continúen en la sanidad andaluza; y pase como con los 8.000 sanitarios a los que se les despidieron en octubre de 2021, que acaban yéndose a otras comunidades y nosotros cada vez con menos personal sanitario”, ha declarado.

 

Caso Marbella

Por otra parte, Enrique Gaviño ha criticado que el Gobierno del PP “ya haya dado constantemente muestras de aplicar el rodillo de su mayoría absoluta, a vetar una pregunta del Partido Socialista para debatir y analizar la situación de lo que está ocurriendo en Marbella, a pesar de la gravedad del escándalo debido a la causa judicial por blanqueo de capitales y organización criminal que implica al marido y al hijastro de la alcaldesa de Marbella del PP, que incluye adjudicaciones municipales con fondos de la Junta a empresas conectadas con ambos investigados, por lo que no es un escándalo cualquiera porque afecta al epicentro del PP andaluz”.

“Lo que está ocurriendo en Marbella nos avergüenza a todos los andaluces y es una situación de la que la ciudadanía necesita respuestas. Cuando vemos que se hace una política de veto para impedir que nadie hable del tema, la sospecha ahora mismo es mucho mayor porque se oponen a hablar. Lo que hay es una mayoría absoluta que van a aplicar como un rodillo para tomar sus decisiones y callar los temas que les duele. Cada minuto de silencio de Moreno Bonilla hace más culpable y cómplice al presidente de la Junta y del PP andaluz”, ha concluido.