Los 12 ayuntamientos de Doñana que alcanzaron el acuerdo, pendientes ya de que el Ministerio se pronuncie sobre su propuesta

Vie
9
Feb

El alcalde de Bonares y secretario de Agricultura de la Ejecutiva Provincial del PSOE de Huelva, Juan Antonio García, ha señalado que cuando analicen el criterio y el reparto de los fondos, el siguiente paso será presentar los proyectos a los que irán destinados esos presupuestos

 

El alcalde de Bonares (Huelva), Juan Antonio García (PSOE), ha indicado este viernes que los 12 ayuntamientos del área de influencia de Doñana que alcanzaron un acuerdo de propuesta para el reparto de fondos municipales del pacto alcanzado entre Junta de Andalucía y Gobierno central han quedado ya a la espera de la respuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

En rueda de prensa, García, que ha especificado que el Ministerio se encuentra dentro del plazo previsto para responder, ha recordado que dicha propuesta se enmarca en la línea 10 del plan, una subvención de 70 millones de euros que será repartida entre las entidades locales de la Reserva de la Biosfera y que desde el Gobierno se decidió que fueran los propios municipios los que acordaran dicho reparto.

Así, el pasado 30 de enero se realizó un acto en La Puebla del Río (Sevilla) escenificando esta unión por parte de los doce — Aznalcázar, Bollullos Par del Condado, Bonares, Isla Mayor, Lucena del Puerto, Moguer, Palos de la Frontera, Pilas, La Puebla del Río, Rociana del Condado, Sanlúcar de Barrameda y Villamanrique de la Condesa–, mientras que Almonte e Hinojos decidieron desmarcarse de este acuerdo y presentaron su propia propuesta en aquella misma jornada.

Juan Antonio García ha señalado que, una vez presentada la propuesta, le toca «mover ficha» al Ministerio, por lo que están a la espera de que analicen «el reparto, los argumentos y los criterios, nos reúnan y nos comunique la vía por la que se repartirán esos fondos». No obstante, ha asegurado que «aún está en plazo» porque «se estableció el mes de enero para la propuesta y febrero para que se pronunciara el Ministerio.

Además, ha detallado que el próximo paso sería «desarrollar un banco de proyectos para que con el dinero que nos asigne podamos acudir a ellos». «Se nos pidió también que elaborásemos proyectos que pudiéramos querer para nuestro municipio y lo mandamos. Y ellos decidirán qué proyectos podemos realizar con el dinero que nos asignen», ha agregado.

En este sentido, ha reiterado que ha supuesto «un hito importante» el que «12 de los 14 ayuntamientos del entorno de Doñana nos hayamos puesto de acuerdo en algo tan delicado como es el reparto económico, creo que tiene mucho que decir», ya que «dentro estamos Independientes, Izquierda Unida, Partido Popular y Partido Socialista».

Por otro lado, García ha desgranado cómo se han ido desarrollando los acontecimientos para alcanzar el acuerdo. Así, ha explicado que se formaron dos bloques porque «cuando vas a las reuniones, lo primero que te encuentras es esto para mí y lo demás para ustedes». Una actitud, que «nos indignó», por lo que «pedimos solidaridad, respeto, y que no se confundan los términos, porque no se habla en ningún momento de Parque Nacional, sino de área de influencia».

Al respecto, ha detallado que en Doñana hay «varias figuras», ya que «dentro del Parque Nacional hay cuatro ayuntamientos, en el Parque Natural puede haber ocho; en el POTAP, trece; pero en el área de influencia somos catorce» y ese marco de actuación es «para los catorce», puesto que aquellos que están en el Parque Nacional «ya reciben dinero y subvenciones por otras vías».

«Entonces, el enfoque había que darlo de otra manera. Hay que preservar Doñana, tenemos que sacrificarnos todo y tenemos que hacer un esfuerzo para cambiar y transformar los sistemas productivos de nuestros pueblos. Tenemos un corsé que es la debilidad hacia la sostenibilidad social que tiene Doñana con los que vivimos en el territorio, que tenemos que tener también una sostenibilidad económica y social, además de la ambiental que todo el mundo apoya. Y para asentar la población al territorio, pues tenemos que transformar nuestros sistemas productivos», ha argumentado.

Asimismo, ha comentado que hubo una propuesta de «27 millones para Almonte y 500.000 euros para Rociana», pero «no nos parecía». Tras ello, hubo una segunda reunión que «tampoco tuvo respuesta», pero aquellos que «teníamos puntos de vista en común, decidimos que en lugar de enviar propuestas individuales, realizar una en común», y «se comenzó con otra estrategia».

«Primero fuimos tres, después cinco, luego ocho y al final entró Sanlúcar de Barrameda también y somos doce. Yo personalmente he llamado dos veces a Hinojos, porque Almonte está claro que no, pero no ha sido posible. Por ello, redactamos y escenificamos en La Puebla esa unión y propuesta», ha detallado.

 

EP