Los alcaldes y alcaldesas de la provincia se concentran mañana en el Palacio de San Telmo para reclamar atención y mejoras en la sanidad pública

Lun
7
Feb

Se trata de una acción conjunta de PSOE y la confluencia de IU y Unidas Podemos en Huelva pero la protesta está abierta a todo el municipalismo


El municipalismo de la provincia de Huelva se traslada mañana por la tarde hasta las puertas de la Presidencia del Gobierno de la Junta de Andalucía, el Palacio de San Telmo, para expresar su más enérgica protesta por la situación sanitaria que se viene padeciendo en Huelva, “una situación extrema que nos está llevando a diseñar acciones contundentes para que el máximo responsable de lo que está ocurriendo, que es el presidente del Gobierno andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, se haga cargo de lo extremo de la situación y empiece a tomar medidas urgentes necesarias, porque está en juego la salud de las personas, el bien más preciado que tenemos”.

Así se ha pronunciado la secretaria general del PSOE de Huelva y presidenta de la Diputación, a la vez que alcaldesa de San Bartolomé de la Torre, María Eugenia Limón Bayo, quien ha reunido hoy a su Ejecutiva Provincial en la sede de la calle La Palma, para abordar este “gran problema que tenemos los onubenses, que llevamos años reclamando infraestructuras sanitarias que se han convertido ya en reclamaciones históricas; y que vemos cómo la atención en los centros de salud y en los hospitales es cada vez más deficiente”. También, la Ejecutiva socialista, ha refrendado las acciones y opiniones que desde la dirección socialista se han trasladado en los últimos días en relación con el vertedero de Nerva, por lo que han vuelto a insistir “en la necesidad de que el presidente de la Junta se ponga del lado del alcalde y de los habitantes del municipio y de toda la comarca para que se lleve a efecto el cierre responsable de estas instalaciones, para lo que se tiene que sentar cuanto antes con las partes implicadas”.

Además, la líder de los socialistas onubenses ha mostrado su “enorme preocupación” por el personal sanitario que, según ha dicho, “está sufriendo en su pellejo las consecuencias de estas deficiencias, unos profesionales que están agotados después de dos años de pandemia, que han visto padecer y morir a muchos de sus compañeros y que se ven incapaces de atender la actual demanda porque en lugar de refuerzos, lo que hay son recortes y más recortes, cuando resulta que la Junta de Andalucía es la comunidad que más dinero extra está recibiendo del Gobierno de España para atajar esta crisis sanitaria sin precedentes”.

María Eugenia Limón, que espera que la manifestación que los sindicatos mayoritarios han convocado para el próximo día 19 sea multitudinaria, ha hecho un llamamiento interno y también lo quiere hacer públicamente a todos los alcaldes, alcaldesas, concejales y concejalas de todos los municipios de la provincia de Huelva para que mañana secunden esta protesta, se trasladen hasta la capital hispalense para que Moreno Bonilla “se crea que esto va en serio, que no nos trasladamos allí por gusto, sino por auténtica necesidad, porque lo que reclamamos por escrito, de viva voz o a través de los medios de comunicación no han hecho el efecto deseado; y parece que el presidente está esperando que le llevemos el problema a las puertas del Palacio de San Telmo para que nos escuche y atienda. Pues es justo lo que vamos a hacer”.

El pasado día 18 de enero, los ediles, arropados por otros cargos públicos y orgánicos de ambas organizaciones políticas y con el apoyo de sindicatos, se concentraron ante las puertas de la Delegación del Gobierno de la Junta en Huelva para protestar por el «desmantelamiento» que vive la sanidad pública. En esa fecha se conformó una plataforma en defensa de este servicio esencial para unir fuerzas. Se pide un gran pacto social que reúna a todos los partidos, instituciones, agentes sociales, mareas ciudadanas, asociaciones de pacientes, profesionales y colegios para salvar el sistema.

Aquél día, la delegada del Gobierno en Huelva, Bella Verano, “nos recibió en su despacho y se comprometió a mover ficha. Han pasado más de quince días y aquí no ha cambiado nada, todo lo contrario, vamos a peor cada día, porque cada día crecen las colas, se alargan las listas de espera, no se ofrecen soluciones a los cierres de los servicios y de los centros de salud, la Atención Primaria está colapsada y conseguir una cita médica es una odisea, es un imposible, por tanto, nos vemos obligados a alzar la voz para que esta situación cambie”.

La sanidad en la provincia presenta, ha remarcado, una “radiografía preocupante”. Por ello se hizo llegar a Moreno Bonilla un manifiesto que detalla, entre otras reivindicaciones, “revisar el mapa sanitario, haciéndolo compatible con cuestiones tan importantes como son la red de transporte público, arraigo y criterios culturales; y llegar a un gran pacto social que reúna a todos los partidos políticos, instituciones, agentes sociales y mareas, profesionales y sus colegios y asociaciones de pacientes que asegure la calidad y la sostenibilidad futura del sistema sanitario público andaluz”. Para Limón, la mejor manera de defender el sistema sanitario público andaluz es dotarlo económicamente, por lo que “pedimos una financiación progresiva del sistema sanitario público andaluz que le permita un incremento de al menos un 20% en 2024”, ha finalizado.