PSOE critica la «privatización» de la sanidad mientras «se saturan las Urgencias» al «no haber cita en Primaria»

Lun
15
Ene

Enrique Gaviño asegura que la Junta «pretende desprestigiar la sanidad pública, desproveerla de fondos, derivarlo a lo privado y conseguir con ello su gran objetivo que es privatizar la sanidad en Andalucía»

 

El parlamentario andaluz por el PSOE de Huelva y portavoz de la Ejecutiva Provincial, Enrique Gaviño, ha criticado este lunes que la Junta «pretende desprestigiar la sanidad pública» y «desproveerla de fondos, derivarlo a lo privado» y «conseguir con ello su gran objetivo» que, a su juicio, es «privatizar la sanidad en Andalucía», lamentando que esto ocurre mientras «los onubenses no encuentran citas en sus centros de salud» y «tienen que buscar asistencia médica en los servicios de urgencia, donde sus profesionales se encuentran saturados».

Así lo ha manifestado Gaviño en una rueda de prensa en la que ha señalado que este lunes es «el Blue Monday, el día más triste del año», señalando que en Huelva y Andalucía lo va a ser «porque empieza la anunciada quincena en la que van a aumentar los casos de contagios, de covid y de gripe», ante los que «la Consejería mantiene una actitud muy laxa, de oponerse a que se pongan las mascarillas como obligatoria en los lugares sensibles», al tiempo que ha criticado que se haya tardado en el acceso a la vacunación «cuando queramos».

El socialista ha recordado que su formación ha puesto en marcha un foro de escucha activa para profesionales del sector de la salud y representantes de la ciudadanía «porque además los ciudadanos, viendo que no se ejecutan los presupuestos, también sienten que no se les escucha. Y les hemos escuchado».

«Hemos escuchado a ciudadanos que nos denuncian públicamente que intentan sacar un número para su médico de cabecera en El Portil, pero ClicSalud+ jamás tiene número para el médico de familia. Y esto nos lo corroboran los profesionales de los hospitales, que nos dicen que esos mismos pacientes que no encuentran una cita en ClicSalud+ para ir a su centro de salud, algo que ocurre en todos lados en la provincia, después se tienen que buscar una asistencia médica y acaban yendo al hospital, al servicio de urgencias, donde los profesionales se encuentran en una situación de saturación, de agotamiento», ha dicho.

En referencia a estos profesionales de Urgencias, Gaviño ha lamentado que se encuentran en esta «situación de saturación «porque trabajan con contratos precarios, con pocos recursos y con las urgencias llenas de ciudadanos buscando una atención médica, hasta el punto de que cuentan de que no se cubren las bajas, ni siquiera las de larga duración y eso provoca largas esperas», de forma que ha habido pacientes oncológicos que han tenido que esperar «hasta 24 horas para tener una cama en una de las plantas».

«Y la respuesta que da Moreno Bonilla a toda esta situación, a todo este caos es negarlo. Los ciudadanos mienten, los profesionales mienten y negar que haya un pleno del parlamento dedicado exclusivamente a hablar de salud, para entre todos buscar la causa y las respuestas a estos problemas. Pero él lo niega. El presidente de la Junta se opone porque vive en esta realidad paralela, en esta fantasía que se ha inventado a golpes de titulares en los medios de comunicación afines. Pero ningún titular puede rescribir la verdad y la verdad se valora muy fácil porque solo hay que ir al BOJA y ver los decretos que firma», ha dicho.

El socialista ha subrayado que, en salud, «Moreno Bonilla ha decidido ponerle un precio a las consultas de Atención Primaria, y ha decidido que un médico de la privada cobre seis veces más que un médico de la pública y que las empresas sanitarias privadas puedan utilizar los espacios de nuestros centros de salud con el peligro que conlleva eso, y es que pueden acceder a nuestros datos médicos, a nuestro historial clínico».

«Moreno Bonilla ha decidido que la sanidad pública en Andalucía se vende al mejor postor y por eso ha hecho decretos con los que nos mandan a las consultas privadas de cualquier provincia de España para hacernos una prueba o para operarnos. Esas son las verdaderas decisiones del presidente de la Junta, que contrastan mucho con sus declaraciones», ha afirmado.

A este respecto, el parlamentario socialista se ha referido a que desde la Junta «dicen que el Gobierno de Andalucía tiene el mayor presupuesto de la historia para salud» y ha propuesto a la ciudadanía a que si considera que esto es «verdad» que se pregunten «si están notando ese mayor presupuesto de la historia para salud» o por qué tenemos que esperar más que nunca para que nos vea nuestro médico de cabecera» y «por qué tenemos que esperar más que nunca para que se nos haga una prueba, para que nos vea un especialista o para que nos operen Si hay más dinero que nunca», entre otras cuestiones relacionadas con la atención sanitaria.

«Esto se produce no de una forma gratuita, sino porque el Gobierno de la Junta está en huelga de brazos caídos y solo levanta una mano de vez en cuando para firmar algún decreto que privatice algún servicio público. Y esta afirmación se apoya en datos», ha señalado antes de hacer referencia a otros sectores.

«PADECIMIENTO DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS»

En este sentido, el socialista ha destacado que en 2023 los niveles de ejecución del presupuesto de Andalucía «han sido muy clarificadores» al contar «con una ejecución de los presupuestos de un 33% para las partidas que llevaban inversiones destinadas a educación, a agua o a infraestructuras», lo que «significa que siete de cada diez depuradoras que debían de haberse hecho no se han hecho» y que «siete de cada diez carreteras que debían arreglarse no se han arreglado» y que «siete de cada diez obras que debían de realizarse en los colegios de nuestros niños no se han realizado».

«Ese es el balance de Moreno Bonilla , que contrasta mucho con cómo han ejecutado los fondos del presupuesto de Andalucía destinados a empresas privadas. Esos fondos, que van destinados a lo privado, se han ejecutado en un 92%. Ahí está la claridad y la explicación. Un 33% para los servicios públicos y un 92% para los fondos destinados a la privada. Y eso tiene consecuencias. Y es que los servicios públicos finalmente lo acaban padeciendo», ha concluido.

(ep)