Rosa María Guerra-Librero aspira a conseguir que Higuera de la Sierra sea conocido por sus políticas de iguadad y el impulso al valor de lo rural

Mar
23
May
2023

La nueva candidata contó con la presencia de María Márquez, que aludió a la “valentía de esta generación de jóvenes que quiere devolver a su pueblo todo lo que su pueblo les ha dado”

La candidata socialista a la Alcaldía de Higuera de la Sierra, Rosa María Guerra-Librero, ha manifestado que ha dado el paso de presentarse para ser la primera y más joven alcaldesa de su pueblo porque está convencida de que “para mejorar la vida de un pueblo no hay nada mejor que un grupo de jóvenes bien formados, inconformistas y con inquietudes quiera gobernarlo”. Así de convencida se ha mostrado en el acto de presentación de su candidatura, que ha contado con la secretaria de Formación de la Ejecutiva Federal y parlamentaria andaluza, María Márquez, y de otros representantes socialistas.

Tanto la candidata como la parlamentaria han iniciado sus intervenciones agradeciendo al actual alcalde, Enrique Garzón y a su equipo, los cuatro años que han gobernado “con cariño, con entrega y con total dedicación” Higuera de la Sierra. María Márquez ha manifestado que en el PSOE “estamos muy orgullosos de que haya en Higuera una generación nueva, joven, que quiere devolverle a Higuera todo lo que su pueblo le ha dado y eso tiene mucho mérito, gente que ha estudiado, que está bien formada y se quedan en su pueblo a revertir todo lo que han aprendido. Muchas personas se preguntan: ¿Qué pasa con la juventud?, pues en Higuera está aquí, dando un paso al frente y comprometiéndose con su pueblo. Si yo fuera de Higuera votaría a Rosa y a este magnífico equipo”.

Rosa María Guerra-Librero ha dicho que “uno de los valores más importantes de mi educación es el respeto y en este equipo de once personas, válidas y buenas, el respeto es la base de nuestro programa, un proyecto que tiene muchas horas de trabajo”. Ella ha contado que algunos de los que forman parte de la candidatura asistieron a un curso de la UNIA en Arroyomolinos de León, cuyo objetivo era realzar la importancia de la vida rural y, según explicó, “salí convencida de que para mejorar la vida de un pueblo, no hay nada mejor que jóvenes bien formados, con iniciativas, inconformistas, con inquietudes, que tengamos la libertad de elegir qué queremos, que tengamos altura de miras y trabajemos sabiendo que Higuera tiene que ser compañerismo e igualdad de oportunidades”.

 

Para la candidata, hay seis palabras que definen el espíritu del programa electoral con el que se presentan: disciplina, constancia, talento, práctica, virtud y estilo. Y que con esas premisas buscan el logro de “cinco retos básicos para conseguir la mejora de la vida en común y el mejor futuro: cuidar, vitalizar, divertir, unir y acercar”.

Para este nuevo grupo de jóvenes, lo esencial será desarrollar lo que la candidata ha denominado su gran objetivo, que es poner en marcha el “Proyecto mujer rural”. Rosa María Guerra-Librero ha especificado que la mujer puede emprender una actividad formativa, tener puntos de encuentro para compartir experiencias individuales y colectivas, hablar sobre el futuro, porque hemos logrado muchos derechos, pero hay que llegar a la igualdad, alcanzar la igualdad en el amplio sentido”.

En el programa que están llevando a todos los vecinos y vecinas, los jóvenes socialistas han recogido propuestas realistas y novedosas que pretenden hacer realidad y que responden a las demandas y necesidades del municipio. Entre los puntos que se detallan cabe destacar la creación de una comunidad energética, de una feria de muestras, la transformación de una zona del pueblo en lo que ellos llaman “Espacio activo” para la práctica deportiva y el esparcimiento general de todas las edades; quieren crear un Museo al Aire Libre, habilitar puntos de entretenimiento en caminos y senderos, hacer de Higuera un pueblo tolerante o promover la artesanía local y el consumo de productos de elaboración propia, además de mejorar la situación sanitaria y las infraestructuras y los accesos al pueblo.