Susana Rivas señala que la decisión de la Junta de imponer el 4D como Día de la Bandera “es pura propaganda porque el PP nunca estuvo con la autonomía”

Sáb
19
Nov

“Lo que debe hacer el PP en el Gobierno andaluz es escribir la historia de ahora de Andalucía, con un 39% de andaluces en pobreza o riesgo de pobreza o con una sanidad pública totalmente desmantelada”

La parlamentaria andaluza por el PSOE de Huelva Susana Rivas ha señalado que la decisión de la Junta de Andalucía de aprobar por decreto e imponer el 4D como el Día de la Bandera, “responde a otro parche de propaganda del presidente andaluz, Moreno Bonilla, porque ni él ni su partido, el PP, nunca estuvieron con la autonomía, sino a la contra”.

En esta línea, la parlamentaria onubense ha querido incidir en que “la historia de Andalucía ya está escrita por millones de andaluces en la calle, por los partidos de izquierda que pelearon por la autonomía, especialmente el PSOE, y por Rafael Escuredo”.

“Una historia que también incluye cómo la derecha estuvo empeñada en que no tuviéramos autonomía y que hizo lo imposible para que no se celebrara el referéndum. La derecha no estuvo ni el 4D en la calle ni el 28F en las urnas”, ha enfatizado.

Por ello, ha incidido en que “la instauración del 4D como el Día de la Bandera es un puro parche de propaganda que ahora pretenden meternos en esa cerrazón de Moreno Bonilla y del PP de creerse más andaluz que nadie y reescribir la historia de la comunidad”.

“Lo que debe hacer el PP en el Gobierno andaluz es escribir la historia de ahora de Andalucía y aprovechar el presupuesto autonómico para plantear medidas a la ciudadanía que lo está pasando muy mal. De eso es de lo que se tiene que preocupar”, ha aseverado.

“No es entendible que, con un presupuesto de 45.000 millones de euros, aunque la mayoría de fondos provenientes del Gobierno de España y de Europa, no haya un paquete de medidas para esta tierra y para ayudar a las personas que más lo necesitan”, y ha apuntado aspectos como “la existencia de un 39% de andaluces en pobreza o riesgo de pobreza; o los dos millones de andaluces que han acudido a las pólizas privadas de seguro médico, por el deterioro, el desmantelamiento y la falta de inversión para la sanidad pública andaluza”, ha finalizado.